Mientras que el caótico e intermibale Par Vial de Constitución y Morones Prieto es un completo laberinto en vías de desarrollo, las autoridades se empeñan en presumir los beneficios de una vialidad que aún no se ve.

Porque todavía hoy se sufre la falta de iluminación, los trafitambos improvisados, desviaciones sin señalamientos, mantas en lugar de anuncios y falta de carriles.  

El infarto en el sistema circulatorio de la vialidad central de Monterrey tras el huracán Alex en 2010, a tres años de trabajo, parece seguir en un estado crítico para quienes transitan por dichas avenidas. 

Las rutas no cuentan con el servicio ni el equipamiento vial óptimo de señalización, lo que hace del par vial una arteria de circulación inestable, pero con mucho flujo. 

Pero el Secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno, asegura que la reconstrucción de Morones Prieto y Constitución está en proceso de embellecimiento, cuya funcionalidad sólo se podra ver en cuanto se termine. 

“Los procesos de reconstrucción son procesos multianuales y yo creo que vamos por el camino adecuado, hay que apurar el paso, hay que concluir en este año, hay que dar seguridad, hay que eliminar el transporte de carga”, afirmó Gutiérrez Moreno, quien destacó que parte del trabajo que se está operando es en colaboración con los distintos municipios. 

“Aquí hay una parte de corresponsabilidad con la parte de los municipios, en donde tenemos que trabajarla, la parte de señalización…  Bueno, no se trata de echar culpas, sino de asumir responsabilidades”.

De las 32 obras que complementan el total de construcciones del Par Vial, Gutiérrez Moreno enumeró tres que faltan: el multimodal Zaragoza-Zuazua, la realineación entre los carriles ordinarios y express y la repavimentación de la carpeta asfáltica de las dos avenidas.

“Actualmente están midiendo las geometrías y la fricción. La nueva carpeta asfáltica que se pondrá sobre el Par Vial, sobre las partes más inseguras, será con granito, ponerle granito para que la distancia de frenado se reduzca”, explicó Gutiérrez Moreno. 

El funcionario destacó el incremento de 15 a 20 mil vehículos por hora pico, que transitan por las arterias debido a que ahora son más fluidas y sencillas. 

“Hay fenómenos que han desparecido, los tiempos de traslado en hora pico en la mañana se han reducido y existe en este momento un incremento de autos que pasan, mucho más de los que pasaban antes del huracán Alex, lo que nos dice es que vamos por buen camino”, comentó el ingeniero Gutierrez Moreno.

Mientras que las autoridades se empeñan en promover la rentabilidad de sus proyectos, son los conductores quienes sufren las incomodidades de un interminable proyecto vial en proceso de embellecimiento.