Reporte Indigo

MetroOlivos

El riesgo político en los dictámenes de la Línea 12

Ceder a las presiones políticas para acelerar la investigación de la empresa DNV sobre el accidente de la Línea 12 del Metro sería contraproducente

Ceder a las presiones políticas para acelerar la investigación de la empresa DNV sobre el accidente de la Línea 12 del Metro sería contraproducente

Ceder a las presiones políticas para acelerar la investigación de la empresa DNV sobre el accidente de la Línea 12 del Metro podría traer repercusiones graves.

Especialistas afirman que si no se toma el tiempo suficiente, el resultado de la investigación podría quedar mal elaborado y no habría justicia para las 22 víctimas mortales del percance que ocurrió el 3 de mayo pasado en el tramo interestación Olivos-Tezonco de la Línea 12.

Lo anterior, después de que el pasado 23 de agosto las autoridades informaran que la compañía solicitó una prórroga por la complejidad de las investigaciones.

DNV es una empresa de origen noruego con experiencia internacional en dictámenes de infraestructura ferroviaria, gestión de riesgos y de calidad.

Durante el mes de julio pasado se dio a conocer que la segunda entrega parcial de resultados sería el 23 de agosto y, la final, la del análisis causa-raíz, a principios de septiembre.

No obstante, con el atraso, la segunda entrega parcial estaría lista el 6 de septiembre y el reporte final el día 20 del mismo mes.

Según la compañía, contratada como dictaminadora independiente, la prórroga de dos semanas es necesaria porque actualmente, está en curso la fase más delicada de la investigación.

“Durante el desarrollo de las diferentes actividades realizadas por los especialistas de DNV, el programa de trabajo original ha sido modificado debido a la evolución del propio proceso y los resultados parciales obtenidos hasta la fecha, lo que ha derivado en la necesidad de añadir dos semanas adicionales a la fecha de los entregables”, publicó la compañía al respecto en su portal.

La empresa detalló que el retraso también se debía a que se estaban haciendo proyecciones y cálculos científicos complejos para determinar el colapso de la trabe de la Línea 12.

“Es necesario para representar la geometría y las cargas en el momento del incidente con la mayor precisión posible y para obtener resultados fiables. El análisis de colapso es un proceso iterativo y requiere muchas simulaciones que, debido a la complejidad del modelo, toman varias horas, incluso, con una computadora de alta potencia”, indicó.

A pesar de que muchos actores políticos han querido descalificar por anticipado el resultado, la compañía garantiza el rigor de un resultado minucioso ante una tragedia como lo fue el resquebrajamiento de una trabe de la L12 que costó 27 vidas.

DNV no sólo tiene la trayectoria sino un soporte técnico de alta sofisticación que evitará ceder a presiones de quienes de forma equivocada buscan politizar de alguna forma el tema.

Al respecto, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, respaldó la decisión de posponer la entrega y consideró que era necesario dar más tiempo para hacer justicia a las víctimas.

Además, ha afirmado que éste asunto obedecerá a una lógica técnica, no política.

Sin ceder a presiones por Línea 12

DNV debe tomarse el tiempo necesario para concluir las investigaciones sobre el accidente de la Línea 12 para tener datos precisos y llegar a la verdad sobre lo que sucedió el 3 de mayo, afirma Víctor Alvarado, gerente de Movilidad y Cambio Climático del Poder del Consumidor.

En este sentido, dice, ni las autoridades ni la empresa deben caer en presiones políticas o mediáticas para que se aceleren las investigaciones.

“La urgencia de resultados no debe jamás comprometer la investigación técnica y tampoco atender una presión mediática o de algunas corrientes políticas”, declara.

Cabe destacar que legisladores locales del Partido Acción Nacional (PAN), como Federico Döring, consideraron que el atraso era una forma de ocultar y corregir la verdad.

Respecto a los motivos por los cuales la empresa solicitó una prórroga, el especialista en movilidad señala que las investigaciones tan complejas siempre enfrentan externalidades.

“Una investigación de orden técnico está sujeta a situaciones externas, por ejemplo, las condiciones climatológicas como la lluvia son aspectos de los cuales la empresa contratada no tiene control”, indica.

Por último, refiere que se debe recordar que uno de los probables motivos por los que la Línea 12 tiene fallas de origen, es porque su desarrollo estuvo sujeto a presiones políticas.

“Hay que recordar que la inauguración de la Línea 12 estuvo sujeta a procesos acelerados, cuando necesitaba más tiempo. No debe suceder lo mismo con el dictamen”, detalla.

Empresa de renombre

DNV es una compañía transnacional que se dedica a hacer peritajes independientes para la gestión de riesgos y garantías de calidad en más de 100 países y cuenta con más de 12 mil empleados, indica la información sobre su historia que se puede consultar en su portal de internet.

Además, tiene experiencia en el desarrollo de proyectos de desarrollo sostenible y medio ambiente.

En el mundo también es un asesor reconocido para la industria marítima y para la cadena de valor de la energía, de petróleo y gas.

Parte de su asesoría especializada, señala la fuente referida, es el análisis e investigación de fallas.

“DNV tiene laboratorios especializados para estos hitos en Noruega (Oslo y Bergen), Reino Unido (Loughborough y Spadeadam), Singapur y Estados Unidos (Columbus, Ohio) en donde ha realizado miles de investigaciones, la mayoría relacionadas con falla de materiales (fallas estructurales)”, explica la compañía.

Respecto a los métodos usados, la empresa específica que realiza pruebas de integridad estructural en las que examinan todo tipo de materiales: desde muestras a pequeña escala hasta pruebas a gran escala que llegan a 2 mil 900 toneladas.


DNV es una empresa noruega con experiencia internacional en dictámenes de infraestructura ferroviaria, gestión de riesgos y de calidad

Además, DNV ha desarrollado códigos líderes relacionados con el diseño estructural, la fatiga y tiene experiencia destacada en estructuras de hormigón y acero.

Cabe destacar que ha hecho investigaciones sobre incendios y explosiones, y fallas en sistemas de transmisión o distribución de energía eléctrica: descarrilamientos ferroviarios; hundimiento de plataformas flotantes de almacenamiento y descarga; incidentes en transporte marítimo; fallas por corrosión compleja; turbinas de viento; entre otras.

Entre sus participaciones en investigaciones está la del derrame de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon, en el Golfo de México, en 2010; y el accidente en una Plataforma de Pemex, en 2019.

También puedes leer: Peritaje de DNV sobre tragedia en Línea 12 revela más irregularidades en construcción y mantenimiento

Exit mobile version