Las inconsistencias del tercer informe de la empresa DNV sobre el accidente del 3 de mayo de 2021 en la Línea 12 del Metro fueron reveladas.

El “Análisis Causa-Raíz Fase III” fue publicado el día de ayer y las autoridades locales mostraron que la compañía Noruega tuvo errores metodológicos que no lo hacen confiable.

Dicho documento fue calificado por el gobierno como tendencioso y que no respetaba el motivo principal por el que se contrató a DNV: su calidad técnica.

También señalaron que en los dos informes anteriores, fue el equipo de DNV internacional el que estuvo a cargo; pero en el último, no hubo expertos de otros países, solo de México

El 3 de mayo de 2021, la trabe del tramo interestación Olivos-Tezonco de la Línea 12 cayó, como resultado 26 personas murieron y 100 más resultaron heridas.

Las inconsistencias

Miriam Urzúa Venegas, titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) de la Ciudad de México, detalló los errores técnicos que cometió DNV en el tercer informe sobre el accidente de la Línea 12 del Metro, entre los que destaca el uso de imágenes de Google Street View para hacer sus cálculos.

Al respecto de dicho punto, Urzúa Venegas mencionó que Google estipula en sus términos de servicio que las imágenes que se muestran en Street View no son fieles a la realidad.

Igualmente, dijo la funcionaria durante una conferencia de prensa, la empresa no revisó el tramo espejo de la trabe colapsada en el análisis causa-raíz.

La compañía tampoco presentó hipótesis alternativas sobre el colapso de la Línea 12 ni ahondó en las consecuencias de los errores de diseño en la última entrega del dictamen.

“Estas observaciones se encaminaron para que DNV hiciera un informe más detallado, se ofreció información recabada por especialistas de Nuevo León en el tramo espejo (…) En todos los oficios se les advirtió del desacuerdo sobre el uso de imágenes de Google Street View porque los términos de uso de Google señalan que las imágenes pueden diferir del estado real de los lugares”, indicó.

También acusó que la empresa no respetó su metodología patentada, la técnica de análisis sistemático basado en barreras, que sirve para identificar las barreras preventivas que, de haber funcionado, el colapso no hubiera ocurrido.

Por último, Urzúa Venegas detalló que la empresa entregó el borrador de tercer informe en octubre; sin embargo, la compañía hizo caso omiso a las observaciones realizadas en reuniones presenciales durante enero, febrero, marzo y abril de 2022.

Las contradicciones

Por otra parte, el titular de la secretaría de Obras y Servicios de la ciudad, Jesús Esteva Medina, mencionó que la empresa DNV determinó en el tercer informe que las cuatro barreras que fallaron son: uno, las deficiencias en el proceso constructivo; dos, la supervisión de las obras; tres, los procesos de soldadura; y, cuatro, la falta de mantenimiento.

No obstante, la cuarta barrera que enlista la empresa es inconsistente con los 2 análisis anteriores, dijo el servidor público.

Esteva Medina explicó que en el segundo dictamen de las causas técnicas del colapso de la trabe de la Línea 12, la empresa señaló que no era posible detectar las fallas de construcción mediante una revisión visual por lo que no se podía establecer la falta de mantenimiento como una causante del desplome del viaducto.

Además, en el mismo segundo informe, la compañía indicó que el Manual de Mantenimiento de la Línea 12 era deficiente y debían corregirse los errores.

Sin embargo, en el último informe la empresa define como una barrera fallida que las autoridades no supervisaron el tramo y que no se le dio mantenimiento.

DNV demandada

El pasado 9 de mayo, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que la empresa ya violó dos veces el acuerdo de confidencialidad para la elaboración del dictamen de las causas del accidente de la Línea 12 del Metro.

La primera ocasión fue cuando el 2 de mayo dio a conocer un comunicado respecto al contenido del tercer informe; y la segunda, cuando filtró el documento a un medio internacional.

Lo anterior, se suma a las deficiencias técnicas por las que el Gobierno de la Ciudad de México rechazó el último informe.

“La empresa se había negado a hablar de los reportes y casualmente ahora que se cumple un año de la tragedia sale a hablar una senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Xóchitl Gálvez, del reporte; y al otro día sale un comunicado de la empresa sobre el contenido del informe (…) Hay en el contrato un acuerdo de confidencialidad y este fue violado por la empresa y es evidente que hay un sesgo político”, mencionó.

La mandataria local indicó que también existe un sesgo político en el informe de DNV, porque un abogado que ha litigado contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador participó en la elaboración del documento.

“Aún cuando nunca se había presentado, apareció un abogado que tiene un conflicto de interés y, ¿qué hace un abogado en un reporte técnico?”, cuestionó. La mandataria local consideró que la politización del caso dificulta la justicia para las familias y víctimas del percance.

Por último, señaló que está en curso una denuncia civil con DNV por incumplimiento de contrato y posiblemente proceda una acción penal.

También puedes leer: Tramo elevado de Línea 12 no habría resistido más de 14 años por su diseño: informe DNV