Empresarios del ramo de la publicidad desconocen a IPKON como empresa del ramo pues dicen que nunca ha participado en las reuniones del Consejo de la Publicidad Exterior
Resulta extraño que el gobierno capitalino no obligue a IPKON a pagar en efectivo o mediante algún instrumento dicha cantidad sino que el pago, dice el contrato, será en especie

Aún no termina el reacomodo de espectaculares a través de nodos. El proyecto ni siquiera arranca, pero el Gobierno del Distrito Federal (GDF) ya otorgó de manera directa, sin concurso o licitación, un permiso por 10 años para que instalar publicidad en 102 túneles de la capital.

Adrián Michel Espino, Oficial Mayor del GDF, entregó a la empresa IPKON S.A de C.V un permiso administrativo temporal revocable (PATR), para el uso, aprovechamiento y explotación de 102 túneles localizados en diferentes vialidad cuyos espacios serán utilizados para colocar publicidad.

IPKON no aparece dentro del padrón de empresas registradas como propietarias de espectaculares de la Secretaría de Desarrollo Urbano (Seduvi).

Pero, en el expediente 2011/085-10/O/2 en el que se le entrega el permiso para colocar publicidad en 102 túneles, se le pide a cambio retirar 209 espectaculares de su propiedad en la ciudad de México.

Empresarios del ramo de la publicidad desconocen a IPKON como empresa del ramo pues dicen que nunca ha participado en la reuniones del Consejo de la Publicidad Exterior.

Los mismos publicistas presumen que IPKON es propiedad de los hermanos Hugo y Raúl Camou, quienes manejan la concesión de publicidad al interior de la red del Metro de la ciudad de México.

Lo cierto es que quien firmó el PATR en noviembre de 2001 por parte de IPKON es José Guillermo Acosta Esparza, en su calidad de representante legal de dicha empresa, que señala como domicilio para recibir notificaciones la cerrada de Sur 109-A No.277, en la colonia Héroes de Churubusco, en la delegación Iztapalapa.

Actualmente algunos de los 102 túneles que forman parte de dicho permiso ya fueron remodelados para comenzar la instalación de publicidad en los bajo puentes.

Por el uso de estos túneles considerados del dominio público, la empresa pagará mensualmente al GDF la cantidad de siete millones 963 mil 374 pesos.

Lo que resulta extraño es que el gobierno capitalino no obliga a IPKON a pagar en efectivo o mediante algún instrumento dicha cantidad sino que el pago, dice el contrato, será en especie.

Es decir, que a cambio de explotar y vender los espacios de publicidad en estos 102 túneles, IPKON no tendrá que entregar dinero a la Secretaría de Finanzas.

Sólo deberá responsabilizarse del mantenimiento, conservación, equipamiento y alumbrado de los mismos, así como de las áreas públicas, esquinas de acceso a las mismas y balizados cercanos.

Gastos millonarios y pagos en “especie”

Por estas actividades de mantenimiento, se estima que la empresa gastará mensualmente tres millones 884 mil 976 pesos y será supervisada por la Dirección General de Servicios Urbanos.

Otro de los pagos en especie a los que IPKON está comprometida es el mantenimiento, alumbrado y limpieza de la Plaza Garibaldi, respecto a una superficie de 14 mil 240 metros cuadrados de terreno, en lo que presuntamente gastará un monto mensual de un millón 218 mil 175 pesos.

A la lista de pagos en “especie” que hará la permisionaria, el 20 por ciento de los espacios publicitarios de los 120 túneles quedarán a disposición del gobierno capitalino para la difusión de sus programas de comunicación por un monto mensual de dos millones 860 mil 223.

Esta promoción estará a cargo de la Dirección General de Comunicación Social de la administración que encabeza Marcelo Ebrard Casaubón.

Con dichos pagos en especie IPKON cumple con los casi ocho millones de pesos mensuales que “pagará” al gobierno capitalino por el uso y aprovechamiento de los 102 túneles ubicados en diferentes vialidades de la ciudad de México.

En el apartado cuatro de dicho permiso, se especifica también que la empresa está obligada a retirar 209 espectaculares que le pertenecen y que están colocados en distintas ubicaciones del Distrito Federal.

También obliga a la Seduvi a supervisar que la permisionaria cumpla con dicho requerimiento.

Justo en este apartado es donde surgen interrogantes pues algunos empresarios de la publicidad a los que Reporte Índigo consultó, desconocen a IPKON como propietaria de anuncios espectaculares.

De hecho, afirman que en el padrón de la Seduvi, ésta no aparece.

Interrogantes de publicistas

Cuáles son y dónde están instalados esos 209 espectaculares a los que hace alusión el PATR entregado por la Oficialía Mayor a los particulares, son algunos de los cuestionamientos de los industriales de la publicidad que conocen el mercado capitalino.

El cumplimiento de las llamadas contraprestaciones en especie serán acreditadas mediante las presentación de documentación financiera que acredite los costos del mantenimiento.

“Entregando para tal efecto la información administrativa, contable, jurídica y de cualquier otra índole que le sea necesaria”, puntualiza el permiso.

Además, por parte de la administración local, las áreas encargadas de supervisar el cumplimiento de las contraprestaciones son la Dirección de Servicios Urbanos; la Autoridad del Espacio Público y la Dirección General de Comunicación Social.

Ahora bien, en caso de existir una diferencia a favor del GDF entre el pago de la contraprestación en especie, IPKON queda obligada a realizar el depósito en efectivo de la diferencia en forma anual ante la Secretaría de Finanzas, Dichas contraprestaciones en especie serán actualizadas anualmente durante la vigencia del permiso entregado a la beneficiaria por un plazo de 10 años.

La publicidad en los túneles de la ciudad de México es un concepto nuevo pues hasta la fecha estas zonas no habían sido explotadas.

En algunos de estos túneles que forman parte de este PATR ya se han observado algunas acciones para preparar los espacios a la publicidad.

¿Y el beneficio económico para la ciudad?

Debido a que es un nicho nuevo en materia de publicidad, se desconoce que costos tenga para el anunciante uno de estos espacios y que tanto alcance tenga para la marca exhibirse en estas zonas.

Lo anterior impide hacer un cálculo del beneficio económico que tendrá IPKON por el uso y manejo de estos 102 túneles esparcidos en la ciudad.

Algunos de los túneles que forman parte de dicho permiso son los que se encuentran en la México Tacuba y el Circuito Interior; avenida Chapultepec y Constituyentes; Churubusco y Tlalpan; Constituyentes y Parque Lira.

También en Congreso de la Unión y Consulado; Zacatepetl y Periférico; Lorenzo Boturini y Tlalpan; Periférico y Camino a Santa Teresa;  Periférico y Ejército Nacional, Periférico  y Alencastre, entre muchos otros.

También el Viaducto y sus bajo puentes están incluidos como Viaducto y Congreso de la Unión; así como su cruce con  La Viga, Lázaro Cárdenas, Marcos Carrillo, Medellín, Monterrey, uauhtémoc, Eje 3 Oriente, Bolivar, Andrés Molina, 5 de Febrero, Isabel la Católica y Jalisco.

El PART de los túneles especifica que puede revocarse en caso de que IPKON incumpla, realice obras o trabajos no autorizados, dañe ecosistemas como consecuencia del uso y explotación de los mismos.

Habrá que esperar para determinar cómo se encarece este pastel publicitario que apenas se estrena en el voraz mercado de los anuncios en la ciudad de México.

También habrá que saber si el jefe de gobierno electo, Miguel Ángel Mancera, respeta el PATR a 10 años entregado a IPKON o define… las nuevas reglas del juego.