La Presidencia de la República aseguró ayer que no existe ninguna ilegalidad en la adquisición del inmueble que hizo el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, en el complejo de Ixtapan de la Sal.

Por medio de un comunicado se aclara que como mandatario estatal al actual presidente no le correspondió participar en el proceso de asignación de contratos de obra pública.

“La constructora a que se refiere la nota participó en términos de la ley aplicable en los procesos de contratación y los mismos fueron resueltos conforme a la ley por los servidores públicos encargados de dichos procesos”, aclara el comunicado de la Presidencia.

“Al Presidente de la República no le corresponde participar en los procesos de asignación de contratos”.

El boletín concluye que la casa de Ixtapan de la Sal está incluida en las declaraciones patrimoniales de Peña Nieto y que su uso ha sido público y notorio por parte del mandatario federal.

Lo que dijo el WSJ

El martes el periódico The Wall Street Journal (WSJ) reveló que el presidente compró hace 10 años, cuando comenzó su gobierno en Edomex, una propiedad en el club de golf de Ixtapan de la Sal.

El inmueble, según la investigación del diario norteamericano, pertenecía al empresario Roberto San Román.

Empresas ligadas a este empresario –de acuerdo al periódico- habrían ganado durante el sexenio de Peña en el Estado de México contratos por más de 100 millones de dólares.

La revelación de esta propiedad se da a conocer después de la polémica provocada por la compra que hizo la primera dama, Angélica Rivera, de una casa al contratista del Gobierno federal Juan Armando Hinojosa. 

Hemos competido; CUISA

Indigo Staff

La empresa Constructora Urbanizadora Ixtapan argumentó ayer que todos los contratos que ha obtenido en el actual Gobierno federal han sido concursados.

A través de una carta enviada al diario estadounidense The Wall Street Journal, aseguran que se dedican a la construcción desde hace 35 años mediante diferentes razones sociales.

Sobre las obras realizadas en el Estado de México durante la administración de Enrique Peña Nieto CUISA aseguró que fueron parte de licitaciones competidas en las que ofreció la mejor oferta.

Además señala que durante ese mismo periodo ganó también obras en el Distrito Federal, gobernado por el PRD, y en el municipio de Naucalpan, que en esa época tenía un alcalde de extracción panista.

“La nota de WSJ señala que en esta administración federal, CUISA ha ganado 11 contratos, pero omite mencionar que la empresa ha perdido 48 concursos de obra en los que ha participado.

“Lo anterior es evidencia de que competimos en las mismas condiciones que cualquiera y que perdemos más concursos de los que ganamos”.