La primera visita de Enrique Peña Nieto a Barack Obama en Washington llega justo después de que el presidente mexicano enfrentara al año más duro de su gobierno.

Peña Nieto había pisado la Casa Blanca en 2012, pero lo hizo como presidente electo. Este será su primer encuentro como mandatario en funciones con su homologo estadounidense.

Y llegará a la capital estadounidense salpicado de escándalos, con la tragedia de Iguala aún sin resolver y con un día después de que Human Rights Watch (HRW) enviara una carta a Obama pidiéndole que deje de certificar a México en materia de derechos humanos y detenga la entrega de recursos para la Iniciativa Mérida.

“El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debería exigirle al presidente Enrique Peña Nieto que México investigue y juzgue los atroces abusos cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad mexicanas”, dice la misiva entregada ayer en la Casa Blanca.

A principios de diciembre del año pasado, el gobierno de Estados Unidos ofreció ayuda a México para investigar el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala.

En una entrevista a la televisora latina Telemundo, Obama señaló que su país también podía cooperar en mejorar el sistema de justicia criminal y las capacidades de investigación de las autoridades, desde el nivel federal hasta los municipios.

“Porque esto sí nos afecta. México es nuestro amigo y vecino. Queremos que prospere”, dijo.

El subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Sergio Alcocer indicó que la preocupación estadunidense por apoyar los esfuerzos del gobierno mexicano para resolver el caso de los normalistas de Ayotzinapa refleja la importancia de la relación.

Destacó que en la reunión de hoy se abordará la preocupación por la violencia, pero subrayó que no únicamente se circunscribe al caso mexicano. 

“Dentro de Estados Unidos sabemos que han existido fenómenos de violencia en la zona de Misuri, por mencionar un caso”, detalló.

El funcionario federal agregó que en la visita de Peña Nieto a Washington se revisarán los temas más relevantes de la asociación y del trabajo entre México y Estados Unidos. 

“Tendremos oportunidad de revisar el estado que guardan los temas de migración, seguridad y justicia”, dijo.

Los temas importantes

Migración
El subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Sergio Alcocer señaló que este es el tiempo adecuado para realizar la visita presidencial, pues no se quería que la visita de Enrique Peña Nieto fuera en un momento anterior o durante la discusión de la reforma migratoria.

Eso habría contribuido a exacerbar los ánimos en este tema, de por sí complejo, agregó.

Esta será una oportunidad para que el presidente haga un reconocimiento a la administración de Obama por las acciones que tomó el 20 de noviembre pasado con relación a beneficiar a casi 4 millones de mexicanos que, mediante la acción ejecutiva, puedan acogerse a un diferimiento en su posible repatriación, dijo Alcocer.

Cuba
Otro de los temas a tratar en la reunión presidencial es la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. 

En rueda de prensa Alcocer anunció que entre los temas de la agenda están los límites marítimos, la inclusión financiera o la bancaria, y los desastres naturales que afectan a los países.

“En las conversaciones el tema de Cuba saldrá en el ámbito del caso mexicano, de plantearse México como un actor relevante y útil para seguir profundizando en el diálogo entre los dos países y facilitar las condiciones para que esto se dé”, señaló el funcionario federal.

Derechos Humanos
Human Rights Watch (HRW) dirigió una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La organización internacional indicó que desde 2007, Estados Unidos ha aportado a México fondos por más de 2 mil millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida, un proyecto conjunto entre ambos países para combatir la delincuencia organizada.

Daniel Wilkinson, director adjunto de la División de las Américas de HRW, detalló que México está atravesando la crisis de derechos humanos más grave en años, en la cual miembros de las fuerzas de seguridad participan en abusos terribles que rara vez son sancionados.

Manifestó que lo mejor que puede hacer Estados Unidos es que Obama haga un llamado urgente y enérgico a Peña Nieto para que enfrente la crisis con mayor seriedad.

“Si el presidente Obama aspira realmente a ser un buen socio, debe estar dispuesto a decir lo que el gobierno mexicano necesita escuchar”, comentó Wilkinson.

Los encuentros presidenciales

> 6 de enero de 2015
Esta será la primera visita oficial de trabajo que realiza Enrique Peña Nieto a la Casa Blanca en su calidad de presidente. El subsecretario de Relaciones Exteriores informó que en la reunión se abordará la preocupación por la violencia.

Por su parte, la Secretaría de Exteriores mexicana detalló que la colaboración entre los dos países en inmigración será uno de los principales asuntos a tratar en la agenda.

> 19 febrero de 2014
Barack Obama visita México por quinta ocasión para participar en la Cumbre de Líderes de América del Norte en la ciudad de Toluca, Estado de México. Pero fue apenas su segunda reunión con Enrique Peña Nieto como presidente de México.

Tras la reunión, Obama afirmó que su Administración sigue comprometida con la reducción de la demanda de drogas y del tráfico de armas.

También expresó que la aprobación de una reforma migratoria seguía siendo una prioridad.

> 3 y 4 de mayo de 2013
Barack Obama sostiene su primera reunión bilateral con Enrique Peña Nieto en el Palacio Nacional en Ciudad de México.

Obama y Peña Nieto acuerdan la conformación de un grupo de alto nivel que permita potenciar la relación económica y comercial entre ambos países. 

El grupo queda conformado por miembros del gabinete del presidente mexicano y por funcionarios de alto nivel de la administración estadounidense.

> 27 de noviembre de 2012
Barack Obama recibe a Enrique Peña Nieto como presidente electo, éste le ofrece colaborar para el impulso de una iniciativa de reforma migratoria.

En esa visita, Peña Nieto le asegura a Obama que uno de los grandes retos de su gobierno es lograr la reducción de la violencia mediante una nueva estrategia.