La consulta ciudadana del 1 de agosto está en la mira tanto de los detractores como de los seguidores del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los críticos afirman que es innecesario gastar 500 millones de pesos para preguntar a la población si quiere que haya justicia en el país. Por otro lado reconocen que es una carta maestra del primer mandatario para llevarse toda la atención y la discusión pública.

“La consulta popular que se está haciendo no es vinculatoria en temas de carácter penal, eso es muy claro. El cumplimiento de la ley en cualquier ámbito no está sometida a una consulta popular y parece que el Presidente de la República no ha entendido esa situación”, afirma el académico de la UNAM, Edgar Ortiz Arellano.

En tanto, los integrantes del partido en el poder, aseguran que es un ejercicio sin precedentes, necesario en este momento para poder iniciar procedimientos contra “actores políticos del pasado” y que las víctimas tengan justicia por casos como las matanzas de Acteal, Tlatlaya, el Caso San Fernando y los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala.

57 mil

mesas receptoras se instalarán para la consulta popular en el país el 1 de agosto

Este es el principio, de acuerdo con la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, de un ejercicio de memoria para la reflexión sobre los actos ilícitos que las autoridades de todos los ámbitos han cometido contra los ciudadanos.

“Más allá de lo que puede procesarse en el espacio legislativo (como un juicio político) y que fundamentalmente aplica con las autoridades que están en funciones o que tienen poco tiempo que las dejaron, el tema de la consulta popular es mucho más amplio, es decir, es un ejercicio que busca apelar a la memoria histórica”, explica Citlalli Hernández, secretaria general de Morena.

Para el académico Max Kaiser (ITAM), es un ejercicio estéril porque en principio el fuero que impide la investigación en algunos casos es una figura hecha para el cargo, no para las personas, por lo que no existe impedimento para investigar a las “autoridades del pasado”.


“Para enjuiciar a un expresidente o a cualquier persona que haya tenido un cargo no se necesita ningún tipo de consulta, procedimiento de desafuero, juicio de procedencia ni nada por el estilo, tanto los expresidentes como los exfuncionarios públicos dejan de tener cualquier tipo de protección constitucional en el momento en el que dejan el cargo”

Max Kaiser

Académico del ITAM

Kaiser considera que este ejercicio difícilmente tendrá el 40 de por ciento de participación que requiere la ley para que sea vinculante.

“Yo lo que calculo es que no se va a alcanzar, ni de cerca, la participación necesaria. Si en la elección constitucional que es una de las más movidas de los últimos años, una de las más públicas y que más pasión generó llegamos al 50 por ciento de participación, no creo que ni de cerca vayamos a andar por el 40 por ciento”, explica el politólogo.

La secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, considera que es un ejercicio sin precedentes que puede ayudar a hacer investigaciones de hechos del pasado y no sólo contra expresidentes, también contra alcaldes y otras autoridades locales.

“El ejercicio de consulta popular es mucho más amplio, más profundo, que la figura del juicio político que pudiera usarse, sobre todo porque estamos hablando de un acumulado de acciones, que hay autoridades en este momento que podrían investigar y que podría iniciarse por lo menos con seriedad un ejercicio de investigación que nos pudiera empujar hacia la justicia”, sentencia la morenista.

285,220

ciudadanos se requieren para ser funcionarios de las mesas receptoras

En tanto, el académico Edgar Ortiz Arrellano dice que esta consulta ciudadana tiene más un tinte mediático que de profundidad jurídica, ya que no tiene injerencia en asuntos penales, además de que la pregunta es muy general.

Acusan circo en consulta ciudadana

Los presidentes nacionales del PAN y el PRI, Marko Cortés y Alejandro Moreno, respectivamente, se unieron en contra de la consulta popular promovida por el Gobierno federal y Morena.

Durante un programa televisivo al que también asistió el líder del partido guinda, Mario Delgado, los dirigentes tricolor y albiazul criticaron que la consulta es sólo espectáculo.

“Queremos recordarles que la ley no se consulta, si tiene elementos contra cualquier exfuncionario que no vaya y consulte, que vaya y presente las demandas, se lo exigimos”, dijo Marko Cortés.


Alejandro Moreno propuso que los 500 millones de pesos destinados para la consulta se utilicen para combatir el desabasto de medicamentos y vacunas en el sector salud

“Esos recursos que van a utilizar en la consulta, más de 500 mdp, yo los destinaría a los niños con cáncer porque no hay medicamentos ni vacunas. Morena es una desgracia y una tragedia para el país”, agregó el exgobernador de Campeche.

En tanto, el dirigente de Morena, Mario Delgado, dijo que la consulta es un derecho constitucional.

“Me parece lamentable que consideren que es un show un derecho ciudadano que está establecido en la Constitución, queremos que el pueblo mande y que el pueblo tome las decisiones del país”, respondió.

Continúa leyendo:

Mas que una consulta, un ejercicio de memoria colectivo