Con una cita de Benito Mussolini que data de 1923, el consejero electoral Ciro Murayama escribió un artículo acerca de una de las metas más codiciadas del presidente Andrés Manuel López Obrador en la segunda parte de su sexenio: la Reforma Electoral.

“El fascismo no está contra las elecciones, el fascismo no está contra el Parlamento, lo único que quiere es que las elecciones colmen la brecha entre el Parlamento y el país”, recuerda Murayama Rendón.

En un repaso por el inicio del fascismo en Italia, el consejero destaca el auge “tan veloz como feroz” y y el ascenso al poder de esta forma de Gobierno, “para más tarde barrer con todo atisbo del Estado de Derecho y de las libertades democráticas”.

El artículo de Ciro Murayama, publicado en la edición digital de la revista Nexos, se da en un contexto en el que el órgano al que él pertenece y el presidente Andrés Manuel López Obrador mantienen una afrenta por los recursos que se destinan al Instituto Nacional Electoral (INE), el proceso de Revocación de Mandato impulsado por el Ejecutivo federal, y los montos salariales que los consejeros y asesores del órgano independiente perciben mensualmente.

Ciro Murayama afirma que para que el poder de Mussolini se consolidara “fue clave, cual puntilla de sacrificio, una operación política y legal: la Reforma Electoral, impulsada desde y a conveniencia del poder”.

“De esto va a hacer un siglo. Es el 28 de octubre de 1922. El consejo de ministros acuerda por unanimidad proponer al rey Víctor Manuel III la proclamación del Estado de sitio para frenar el movimiento insurreccional fascista que marcha sobre Roma bajo las órdenes de Mussolini, quien aguarda en Milán.

“El rey, para sorpresa de todos, toma una decisión que alterará el devenir mundial: no firma el decreto. Los fascistas, sin encontrar resistencia a su paso, han triunfado. Tres días después, el 31 de octubre, el Duce jura como jefe de Gobierno”, escribe el consejero.

Finalmente, advierte, sin hacer alusión directa al primer mandatario, que vale la pena tener presente que las reformas electorales de inspiración autoritaria pueden ser útiles herramientas para derruir la democracia.

También puedes leer: INE mantendrá autonomía, aun con reforma electoral