A partir de los 68 años de edad los adultos mayores del territorio nacional tienen acceso al Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, el cual se dirige a mayores de 68 años, a excepción de las zonas consideradas indígenas en las que este beneficio se otorga a partir de los 65 años, en donde tienen una esperanza de vida menor.

Después de que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, se refiriera a esta diferencia como ‘apoyos diferentes para mestizos e indígenas’ usuarios de redes sociales impulsaron los hashtags #LopezRacista #AMLOracista.

Leer más: AMLO: “SI AYUDAR A INDÍGENAS ES RACISTA, QUE ME APUNTEN EN LA LISTA”

López Obrador destacó, durante un evento en Nayarit, el incremento del monto que los adultos mayores del país reciben bimestralmente, el cual pasó de mil 160 pesos a 2 mil 550 pesos con el cambio de administración.

Los adultos mayores ya están recibiendo no mil 160 pesos sino 2 mil 550 la mayoría ¿saben cuántos en el país? 8 millones de ancianos respetables. Los mestizos desde los 68 años, los indígenas desde los 65 años
Andrés Manuel López ObradorPresidente de México

Diversas voces expresaron a través de Twitter su molestia acusando al mandatario de dividir a la sociedad con este tipo de políticas.

¿Por qué esta diferencia?

Otorgar a los integrantes de grupos indígenas estos apoyos tres años antes de la población que se considera fuera de este grupo étnico obedece a diversas causas la principal de ellas la esperanza de vida, la cual se reduce por diversos factores.

Entre 1990 y 1996 el Consejo Nacional de Población (Conapo) estimó la que la esperanza de vida para hombres, pertenecientes a algún grupo indígena, era de 65 años, esto en municipios con 5 por ciento de población indígena.

En municipios con 75% de pobladores indígenas la esperanza de vida se reducía a 62 años. En ese mismo periodo, en el ámbito nacional, el promedio de vida para los hombres era de 70 años de edad. Desde 2016 este indicador se ubicó en 78 años para las mujeres y 73 años para los hombres.

Mientras que en entidades como la Ciudad de México y Nuevo León la esperanza de vida, para hombres y mujeres, se estima en 76 años, en lugares donde el porcentaje de población indígena es mayor; como Chiapas, Guerrero o Oaxaca, es de 73 años, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Una de las causas por las que la esperanza de vida se reduce en personas de la población indígena es la desigualdad de condiciones desde su nacimiento hasta la vejez con respecto a la población no indígena.

Las muertes prematuras de adultos y niños indígenas se deben a enfermedades prevenibles, como diabetes, y a los altos índices de desnutrición.