Más allá del montaje sobre la detención de Florence Cassez e Israel Vallarta, sí hubo personas secuestradas: Esequiel, Cristina y su hijo Christian Ramírez Ríos, quien entonces tenía once años de edad. Ellos sí eran secuestradores, “yo soy una víctima”, dice el joven a 16 años de los hechos.

En entrevista con Ciro Gómez, Christian rompió el silencio y aseguró que sí fue secuestrado por Cassez y Vallarta, aún cuando éstos aseguran que fueron víctimas de un montaje televisivo orquestado por autoridades mexicanas durante el gobierno de Vicente Fox.

“Él es un secuestrador y yo soy una víctima”, narra Christian, quien ahora tiene 27 años. “Nada más, yo no pedí ese tipo de montajes, yo no pedí nada de eso”.

Con respecto a la posible liberación de Vallarta, la víctima declaró no estar interesado en si sale libre o no, “de verdad ya no me interesa eso, ya pasaron muchos años”.


“Sólo quiero, sí me gustaría que todos sepan que él es un secuestrador y que mi familia y yo somos las víctimas… razones para culpar al señor Israel Vallarta hoy sobran, al menos nueve secuestros y tres homicidios comprobados”.

Christian y su madre fueron secuestrados del 19 de octubre al 9 de diciembre de 2005 por Israel Vallarta y la francesa Florence Cassez. Tras su detención, Vallarta fue señalado como presunto líder de la organización criminal “Los Zodiaco”.

Desde 2005, se encuentra en prisión preventiva sin haber recibido aún una sentencia condenatoria.

En días pasados, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señaló que las violaciones a derechos humanos con que se justificó la liberación de Florence Cassez también podrían aplicar a Israel Vallarta; sin embargo, él no salió de prisión porque tiene otras dos causas penales por el delito de secuestro.

Sánchez Cordero aseguró que ya investigan si en esas dos causas también existe “un problema de montaje o escenificación ajena a la realidad”; y recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) violó los derechos de ambos a la presunción de inocencia, a ser puestos a disposición del Ministerio Público de manera inmediata y, en el caso de la francesa, a contar con la intervención de las autoridades consulares de su país.

El presidente López Obrador informó que recibirían a los familiares de Vallarta para aclarar su situación legal y que “si se encuentran elementos suficientes de inocencia, se solicitará su libertad”.

En 2019, tras una reunión de éstos con personal de Gobernación, señalaron que, durante la detención, las autoridades mexicanas los sometieron a la tortura.

Por ese motivo, Christian Ramírez solicitó al presidente de México tener empatía con él y su familia; “le pido empatía con esto, que tome la mejor decisión que él considere”.

Te puede interesar: Azucena Pimentel, exproductora de Loret, responde a AMLO por montaje de Cassez