México está a punto de integrarse al selecto grupo de países con un mercado legal de cannabis ante el avance del dictamen para expedir la Ley Federal para la Regulación del Cannabis en la Cámara de Diputados.


La derrama económica de este mercado legal podría alcanzar los 22 mil millones de dólares en cuatro años, no sólo por la producción, distribución y venta de esta planta y sus derivados, sino también por el turismo de consumo internacional que se podría atraer con esta legislación, revelan cálculos de especialistas y organismos mexicanos

“Este puede ser uno de los proyectos más importantes para México en medio de esta crisis económica que vivimos por la pandemia, es una gran noticia que esté ocurriendo a inicios del 2021. Por ejemplo, la activación del campo va a ser muy importante no solo por el consumo lúdico, sino por el cáñamo industrial”, señala Lorena Beltrán Franco, fundadora de CannabiSalud, una plataforma mexicana de información en torno a la mariguana medicinal.

La Ley que se aprobó en San Lázaro establece que se permite la comercialización de cannabis psicoactivo, sus productos y derivados para uso adulto y a personas jurídicas colectivas legalmente constituidas, que cuenten con la licencia de comercialización correspondiente y cumplan con los requisitos de dicha Ley, así como las establecidas por la normatividad aplicable.

La venta de productos de cannabis psicoactivo y sus derivados deberá ocurrir en empaque estandarizado genérico, asegurando en todo caso no contener colores o elementos llamativos que puedan promover una marca y etiquetados con el número de registro, entre otras especificaciones.

Para este propósito la Comisión Nacional contra las Adicciones expedirá cinco tipos de licencia: para cultivo, transformación, comercialización, exportación importación e investigación y, en algunos casos, los interesados podrán obtener más de un tipo de permiso.

Si bien, en México el consumo de cannabis con fines lúdicos ya era muy extendido, ahora con el mercado legal se podrán recaudar impuestos que beneficien a las arcas públicas en medio de la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, apuntan especialistas.

“Durante los primeros cinco meses después de que se aprobó el cannabis para uso lúdico en Canadá en 2019, hubo una recaudación de 55 millones de dólares en contribuciones, lo que quiere decir que el valor del mercado es mucho mayor.

“En México de una manera muy conservadora hay proyecciones de que el valor de mercado puede llegar a cinco mil millones de dólares anuales. Un impuesto que sabemos que va a tener es el IEPS”, señala Eda Martínez, presidenta del Consejo Mexicano de Cannabis y Cáñamo.

Como cualquier producto, la mariguana también será gravada con el principal impuesto al consumo, IVA y el que grava la riqueza, ISR, especifica la especialista.

Países con ventaja en producción de cannabis

El diseño de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis no impide la participación de capital extranjero en este mercado legal, por lo que compañías trasnacionales ya tienen identificado a México como un destino importante para invertir.

“Hace cuatro años ya había varias empresas, sobre todo las más renombradas a nivel internacional que llegaron a México y pusieron oficinas, abrieron empresas pero algunas se retiraron por el largo periodo que tomó la emisión de estas leyes, sin embargo desde entonces se vio el interés en México”, afirma Jiangsu Wongpec, presidente de la Alianza Latinoamericana de la Cannabis (Alcann).

El especialista apunta que empresas como Aurora y Cannopi Growth han sido las principales interesadas en integrarse al mercado mexicano.

“Por lo que hemos percibido muchas de estas empresas van a querer entrar de la mano con compañías mexicanas, lo cual va a ser muy saludable. Otras querrán entrar de lleno, aisladas con la inversión extranjera que no se limita en la legislación. Vamos a ver mucha entrada de inversión para el sector y eso va a beneficiar la economía del país”, explica Wongpec.

El mercado internacional de cannabis lleva una amplia ventaja al mexicano, sobre todo en países como Canadá y Estados Unidos, en donde se concentran nueve de las 10 empresas con mayor valor.

Para 2027, el mercado global del cannabis podría alcanzar un valor de 73 mil 600 millones de dólares, con una tasa de crecimiento anual de 18.1 por ciento durante este periodo, de acuerdo con cálculos elaborados por Grand View Research Inc.

Sin contar la decena de países a nivel mundial con mercados regulados para el uso medicinal y lúdico de la mariguana, en la región de América tres países cuentan con legislaciones que han impulsado esta industria: Uruguay, Estados Unidos y Canadá.

En Estados Unidos, en donde la regulación de este mercado se decide a nivel estatal, 35 estados más el Distrito de Columbia han legalizado el uso medicinal de la planta y 15 permiten su uso recreativo en adultos.

En California, por ejemplo, en donde  el uso medicinal y recreativo del cannabis está regulado desde enero de 2018, se han recaudado mil 30 millones de dólares, mismos que se destinan a programas de cuidado infantil para familias de bajos recursos, investigación y recuperación de tierras dañadas por cultivos ilegales de la planta, según información publicada por las autoridades estatales.

También puedes leer: Nueva era en la regulación de la cannabis