Los órganos autónomos en el país comenzaron el año remando a contracorriente ante las amenazas del Gobierno federal de reducirles su presupuesto o incluso desaparecerlos.

Durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró ser un ferviente partidario de que se disminuya el presupuesto de estas instituciones, pues “aún hay mucho gasto superfluo y es importante que no le cueste tanto al pueblo mantener al gobierno”.

El primer mandatario, asegura que si hay menos aparatos burocráticos, se liberarán fondos para el desarrollo, para la educación, para la salud y para el bienestar del pueblo.

“Hemos hecho un esfuerzo para achicar el aparato administrativo pero todavía hay organismos supuestamente autónomos, independientes, creados durante el periodo neoliberal.

“Existe, por ejemplo, el instituto para las comunicaciones; es Ifetel, Instituto Federal de Telecomunicaciones, y existe la Secretaría de Comunicaciones; hay en Gobernación un instituto para la protección de niñas, niños y adolescentes, y existe el DIF; en el sector energético pues como seis organismos y existe Pemex y existe la Comisión Federal de Electricidad. Y así…

“Entonces, vamos este año a llevar a cabo una revisión sin afectar a los trabajadores, pero imagínense cuánto nos ahorramos en renta de oficinas, en viáticos, en gastos superfluos. El mismo instituto de la transparencia, mil millones de pesos. ¿Qué, no puede la Secretaría de la Función Pública hacerse cargo de eso? Ah, se quiere un organismo independiente, un organismo autónomo. ¿Qué, no está para eso la Cámara de Diputados, la Auditoría Superior de la Federación?, cuestionó López Obrador.

Por último, el titular del Ejecutivo, afirmó que la creación de estos organismos e instituciones fue para simular que se combatía a la corrupción, que había transparencia y que no había impunidad.

Fernando Ojesto Martínez Manzur, catedrático de la facultad de derecho de la UNAM, explica que los señalamientos del Presidente de México pueden traer consecuencias serias en materia democrática.


Los órganos autónomos en México son relevantes porque sirven como un mecanismo de control y equilibrio del poder público. Lo que se intentó hacer con ellos desde inicios de los 90 fue democratizar la función pública y especializarla

Fernando Ojesto Martínez Manzur

Catedrático de la facultad de derecho de la UNAM

“Hay temas muy específicos que requieren de expertos, por lo tanto se buscó crear órganos conformados por funcionarios especializados que no tienen vínculos o afinidades políticas con el objetivo de garantizar que se tomen en el país decisiones de manera técnica y no política”.

Por lo tanto, el catedrático de la UNAM, considera que atacar o debilitar a los órganos autónomos, que son logros ciudadanos, y trasladar sus funciones a alguna dependencia federal, se convertiría en una pérdida del espacio público y en un riesgo hasta para los propios partidos e instituciones políticas, pues son estos organismos los que dan certeza que sin importar quién llegue al poder, su actuar seguirá siendo técnico y no guiado por otro tipo de intereses.

Órganos autónomos responden al ataque

A través de un comunicado, el INAI aseguró que más que intentar desaparecer o debilitar a los órganos autónomos, el Gobierno federal debería reforzarlos e impulsarlos.

“El INAI es resultado de la exigencia social de acceder a la información del gobierno. Se trata de un organismo constitucional autónomo creado por y para la ciudadanía, que constituye un puente entre las personas y las autoridades para asegurar que se garanticen los derechos humanos de acceso a la información y de protección de los datos personales.

“El avance de la democracia en México está ligado al respeto de los derechos fundamentales de la población, por lo que el trabajo del Instituto debe ser reforzado e impulsado, en lugar de plantear su eliminación”.

El documento también plantea que reemplazar su función representa a la vez un grave atentado y una violación a los derechos humanos en su conjunto, pues se estaría obligando a las personas a renunciar a dos derechos fundamentales.

“Dar un paso hacia atrás en la consolidación del Instituto de la Transparencia sería una regresión en la historia democrática de México”, se lee en el texto.

En entrevista para Reporte Índigo, la comisionada del INAI, Norma Julieta del Río, acusa que para este año el presupuesto ya viene reducido.


El INAI asegura que más que intentar desaparecer o debilitar a los órganos autónomos, el Gobierno federal debería reforzarlos e impulsarlos

“Para este presupuesto 2021 ya viene la reducción de sueldos y otras prestaciones de altos mandos en el INAI. Yo creo que lo más importante es emitir un diálogo, la existencia del INAI es fundamental, la apertura de la información es un derecho constitucional y esto nos obliga a todos a estar sometidos a un escrutinio público. Se pueden escuchar opiniones y reflexiones al respecto, pero los números con los que contamos demuestran que el INAI y no sólo éste, sino los órganos autónomos, están funcionando”.

Por su parte, el comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Arturo Robles, también contestó al planteamiento del primer mandatario del país.

“Los órganos constitucionales autónomos, como el #IFT, no se oponen, responden al principio de división de poderes. Fueron creados con el fin de garantizar que sus decisiones se basen en criterios técnicos ajenos a intereses políticos o económicos.

“Tienen autonomía de gestión, pero eso no significa que estén exentos del control constitucional, de la rendición de cuentas o el escrutinio público.

“El @IFT_MX seguirá trabajando para que más mexicanos tengan servicios de radiodifusión y telecomunicaciones de calidad, con menores precios, y continuará generando condiciones de competencia en ambos sectores”.

En cuanto al Instituto Nacional Electoral, uno de los más golpeados por el Gobierno federal, dijo a Reporte Índigo que no emitiría una respuesta hasta que exista un proyecto al menos presentado para poder dar una opinión al respecto.

También puedes leer: Órganos autónomos defienden su presupuesto