El 14 de noviembre se buscará aprobar la agenda de la Comisión de Asuntos Migratorios que preside Amalia García

El tema migratorio se pone de nuevo al centro de la mesa. De inicio, en la Cámara de Diputados se busca darle un enfoque primordial.

En la legislatura pasada formaba parte de una comisión especial. En la actual legislatura es propiamente una comisión ordinaria que, de hecho, fue instalada hace un par de semanas.

El próximo 14 de noviembre se buscará aprobar la agenda que impulsa la Comisión de Asuntos Migratorios que preside Amalia García, diputada perredista y ex gobernadora de Zacatecas, un estado emblemático de la situación migratoria.

Hay dos ejes fundamentales en los que esta comisión centrará su labor. Uno se refiere al respeto de los derechos humanos de los migrantes. El otro se aboca a lograr que el asunto migratorio se incluya en la agenda bilateral México-Estados Unidos. Hasta el momento el tema está ausente.

Paralelamente se buscará que haya una aplicación estricta de la ley de migración que fue creada recientemente, en 2011, y cuyo reglamento fue emitido por la Secretaría de Gobernación en septiembre pasado.

Esa ley incluye elementos apropiados “pero que hasta el momento ha sido letra muerta”. Así lo indica Juan Manuel Ávila Félix, secretario técnico de la Comisión de Asuntos Migratorios en San Lázaro.

Ávila Félix dice que pondrán el acento en su cumplimiento debido a que tiene aspectos positivos que no se llevan a la práctica.

El primero se refiere a no criminalizar al migrante. Ya está en la ley pero no se cumple. Lo mismo ocurre con el segundo aspecto referente a los derechos de los migrantes de contar con educación, salud, protección y apoyo jurídico.

“Para la comisión es fundamental el cumplimiento de estos elementos”, señala el exdiputado perredista en entrevista con Reporte Indigo.

En su opinión, aunque hay cabida para mejoras, el acento debe ponerse en el cumplimiento de la ley. “Es cuestión de prioridades”, afirma Ávila.

Analizando el reglamento para ver si se ajusta a la ley, los integrantes de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara baja se han encontrado, por ejemplo, que circulares de autoridades migratorias contradicen la propia ley. 

Algunos expertos consideran un lastre al Instituto Nacional de Migración (INM). Sugieren debería desaparecer para dar paso a una entidad migratoria proba, transparente.

Al respecto Ávila indica que el INM forma parte del contexto de la realidad nacional, y ésta, en la actualidad, supone tener “autoridades corruptas y corrompidas, la intromisión del crimen organizado, deshonestidad en el trato (a los migrantes)…”

Lo que se tiene que hacer, indica el maestro en docencia e investigación educativa, es darle una autoridad distinta a la nueva ley para que la aplique.

Si el criterio previo era la criminalización y la persecusión con la que se requería, cierto tipo de agentes, ahora el énfasis de la ley da un respeto irrestricto a los derechos humanos “entonces necesitas otra gente, con otro perfil”.

La propuesta legislativa

La propuesta de la Comisión de Asuntos Migratorios pretende que el Fondo de Apoyo para Migrantes (FAM), que anualmente maneja un presupuesto que fluctúa entre los 100 y los 300 millones, sea aumentado a mil millones de pesos, y que luego se etiquete en rubros distintos. 

Por ejemplo, está el caso del Programa 3 x 1, abocado a concretar proyectos comunitarios y que suma la participación de los tres órdenes de gobierno con la de clubes y federaciones de migrantes.

Ahora se pretende impulsar que este programa de la Sedesol incluya proyectos productivos debido a que los montos que en la actualidad maneja son “irrisorios”.

Se propone también destinarlo a atacar la violencia sistémica en los estados de la república más vulnerados y en tres vías principales: inseguridad, desempleo y espacios educativos.

Otro rubro busca incluir en el presupuesto de egresos del próximo año partidas específicas para que los consulados atiendan los derechos de los migrantes mexicanos.

Apoyar la asistencia al retorno voluntario en ciertas zonas de Estados Unidos es otra medida que se quiere concretar. 

“Se debe apoyar que las personas que retornan pero también  generar las condicioes para cuando regresan a sus entornos de origen”, apunta Ávila Félix.

La propuesta de la comisión presidida por Amalia García cuenta con el apoyo de la diputada priista Tanya Rellstab Carreto y en días próximos se buscará sumar también el respaldo albiazul.