El gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García, acusó no haber recibido recursos del gobierno federal por no apoyar en las elecciones pasadas al candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade.

“Fuimos coaccionados para apoyar y declinar en favor del candidato oficial en ese entonces, José Antonio Meade, y si lo hubiésemos hecho, me dijeron que los problemas económicos en el estado de Nayarit se iban a resolver como con varita mágica”, declaró el mandatario panista.

Echevarría García agregó que actualmente el estado que gobierna se encuentra en bancarrota, debido a la corrupción de sus antecesores priistas, los cuales no pagaron FOVISSSTE, ISSSTE y retuvieron el ISR a maestros sin que lo reportaran Hacienda.

El mandatario detalló desde la Ciudad de México que el estado requiere de 800 millones de pesos para cubrir sus compromisos laborales de fin de año y confió en que Andrés Manuel López Obrador ayude a la entidad para superar la crisis que dejó a su paso el huracán Willa, el cual afectó a más de 180 mil personas en 8 municipios de Nayarit.

“Yo confío en la palabra del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, es una persona sensible, es una persona humanista, es una persona de sentido común y como él lo dijo en su campaña, él va a ver primero por las personas más humildes, por quienes más lo necesitan.

“El presidente electo ya anunció que en los primeros días, siendo Presidente Constitucional visitará la zona afectada de Nayarit y ahí le pediré cinco minutos y estoy seguro que esos cinco minutos serán clave para que Nayarit salga adelante y se reactive económicamente”, agregó el mandatario.