Tlatelolco es una zona con una característica muy peculiar: ha sido el epicentro de diversos momentos históricos a través de los cuales se construyó la vida actual.

Desde ser una importante zona de comercio, con el mercado más grande del imperio mexica, el último bastión de la resistencia a la conquista, hasta el trágico suceso que vivieron miles de estudiantes el 2 de octubre de 1968 y la tragedia del terremoto de 1985; la plaza de las tres culturas y la unidad habitacional parece que hablan a través de sus construcciones y paisajes.

Esta es la premisa bajo la cual Aldonza Contreras preparó una muestra inmersiva que saca la voz de Tlatelolco, Memorias Sonoras del 68, la cual estará al alcance del público a partir del 8 de octubre.

La muestra no solo conmemora el 64 aniversario de la masacre estudiantil, sino que busca abarcar toda la identidad de la zona.

“El proyecto es una instalación sonora, una caminata histórica en la zona de Tlatelolco que rescata la historia del movimiento estudiantil. También hablamos de la historia previa al 68, son siete piezas, cómo se fundó Tlatelolco, como se fundó el PRI (…). Hasta terminar en el movimiento del 68”, comenta Aldonza Contreras, en entrevista.

La muestra funciona con ayuda de la tecnología, a través de códigos QR en cada una de las estaciones de la muestra los asistentes podrán acceder al contenido que se compone de varios elementos: material de archivo, una voz en off con la historia, recreaciones sonoras y una guía auditiva.

Aldonza actualmente conduce una etnografía audiovisual sobre las consecuencias de los gobiernos autoritarios durante la Guerra Fría en México explorando la capacidad de la experiencia artística como catalizadora de reflexiones.

El proyecto de Memorias Sonoras del 68 también forma parte de una investigación antropológica de Contreras, a través de un pequeño cuestionario opcional, la creadora tiene como propósito tener un trabajo de campo sobre la memoria histórica.

La importancia de una memoria viva, más allá de Tlatelolco

Para Aldonza fue muy importante la influencia personal que esta plaza tuvo en su vida y su carrera, al ser de Guadalajara y visitar la plaza de las tres culturas cuando era niña tuvo una fuerte impresión al conocer su historia.

“En Tlatelolco se peleó la última batalla mexica, en la que los españoles ganaron el territorio, como que hubo un derramamiento de sangre, luego el 68, el temblor del 85, como que es una zona muy vibrante, me impacta mucho (…). En la instalación trato de traer toda esa vibra al presente”, platica Aldonza Contreras.

A través de su experiencia personal, Contreras busca rescatar la memoria y la esperanza ante los tiempos que estamos viviendo.

“Lo que yo quiero es rescatar primero la importancia y el valor de Tlatelolco como parte de la ciudad y del país, y también traer a la memoria esa semilla que germinó en el 68, a pesar del final desastroso, yo creo que algo ahí sigue y es importante recordarlo”, comparte Contreras.

En este proyecto están participando Homínido, MadreFoca e Interspecifics, colectivos dedicados a la exploración antropológica, la producción cinematográfica y multimedia y la difusión del arte con ciencia y tecnología.

Toma nota

Memorias Sonoras del 68

Duración aprox: 35 min.

Lugar de inicio: entrada del CCUT o en la web

Inauguración: 8 de octubre, a las 16 horas

Visitas guiadas por la directora: 15,22 y 29 de octubre y 2 de noviembre, a las 16 horas

Te puede interesar: Mexicanas en pie de lucha, la presentación en CCU Tlatelolco