Laura Castellanos, Valeria Durán, Ivonne Melgar, Claudia Ramos y Daniela Rea son las autoras que escriben Mexicanas en pie de lucha, un libro coordinado por Nayeli Roldán con la fotografía de portada de Andrea Murcia. Todas son periodistas que en esta publicación, desde el texto o la imagen, documentan la resistencia de las mujeres ante el Estado machista y las violencias.

Hoy estarán en la primera presentación de Mexicanas en pie de lucha, libro que fue publicado en abril de 2022 por el grupo editorial Penguin Random House. La cita es a las 18:00 horas en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

El Centro Cultural Universitario Tlatelolco se ubica en Av. Ricardo Flores Magón 1, Tlatelolco, alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México

“La concepción general del proyecto periodístico es de Nayeli Roldán. Ella ya tenía concebidos los capítulos y al mismo tiempo ella había decidido quién le gustaría que hiciera cada uno, ya lo tenía echado a andar con la editorial”, cuenta Laura Castellanos en entrevista con Reporte Índigo. 

La publicación está dedicada a las mujeres que luchan todos los días en medio de las violencias de género, entre ellas, las periodistas. También reconoce en los agradecimientos a académicas y funcionarias.

“Este libro es una aportación a la discusión del movimiento feminista desde el periodismo. Busca poner en contexto las historias de resistencia y su lucha, más allá de ideologías políticas y gobiernos en turno”, dice la introducción escrita por Nayeli Roldán.

El periodismo busca servir a la sociedad y no al poder. Mexicanas en pie de lucha surge en un contexto en el que, precisamente, el poder ha desdeñado las luchas de las mujeres en varias ocasiones.

Por ejemplo, era 29 de septiembre de 2021 y en la conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró una provocación las manifestaciones que se habían llevado a cabo un día antes en todo el mundo, no sólo en México, por el 28 de Septiembre, Día de acción global por un aborto legal y seguro, que se conmemora desde 1990. 

“Los veo muy conservadores estos movimientos, muy conservadores, quizá porque yo tengo otra formación, pero en el caso del movimiento de las mujeres pues para mí es Josefa Ortiz de Domínguez y es Leona Vicario, Carmen Serdán, doña Rosario Ibarra de Piedra”, pronunció.

El prólogo de Mexicanas en pie de lucha fue escrito por Alma Delia Murillo. Ahí menciona que este libro deja en claro que las mujeres no están organizadas contra un gobierno en particular ni ningún presidente en turno.

“Lo que vamos a encontrar en este libro es, por un lado, las distintas causas que en este momento e históricamente han movilizado a las mujeres por la exigencia de políticas públicas que de manera estructural erradiquen las violencias. Por otro lado, dar cuenta de las contradicciones del gobierno federal y de los estatales que de pronto asumen narrativas pseudo feministas”, sintetiza Laura Castellanos.

Que tiemble el Estado, de Laura Castellanos

“Que tiemble el Estado, los cielos, las calles, que tiemblen los jueces y los judiciales. Hoy a las mujeres nos quitan la calma, nos sembraron miedo, nos crecieron alas”, así comienza “Canción sin miedo”, de la cantautora Vivir Quintana. La periodista Laura Castellanos tituló su capítulo en alusión al que considera el himno de la cuarta ola feminista en México.

Nayeli le pidió hacer el cierre del libro. Roldán había leído La marcha del terremoto feminista, cuya primera edición fue en abril de 2021, y consideró que Laura Castellanos tenía que ampliar su trabajo en Mexicanas en pie de lucha.

“Para mí fue, digamos, indispensable, haber hecho antes La marcha el terremoto feminista porque pude recapitular de manera personal esa historia de resistencias y también me quedó más claro que lo que tenemos en México es un amplio movimiento de feminismos, no es uno solo, y que incluso hay mujeres que no se definen como feministas o que están procesos de emancipación muy interesantes que no necesariamente pasan por feminismos teóricos, sino más bien vivenciales”, refiere la periodista.

La autora de “Que tiemble el Estado” documentó la primera manifestación multitudinaria en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, el 2 de febrero de 2019. A dos meses del cambio de administración, la exigencia era que el gobierno esclareciera los intentos de secuestro y las desapariciones en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

El surgimiento de la cuarta ola vino con demandas de las morras del siglo XXI. Por ejemplo, desde los espacios escolares, no únicamente universitarios, las estudiantes exigen terminar con las violencias que viven durante esta etapa.

A través de diversos hashtags como #YoSíTeCreo, #AlertaMujeresMx, #MiPrimerAcoso, #MeToo, #NoMeCuidanMeViolan y #FuimosTodas, las jóvenes han llevado a las redes sociodigitales la lucha de las mujeres. Es con estas etiquetas con las que Castellanos subtitula su capítulo.

La autora señala que  el cuestionamiento hacia las coberturas sexistas de los medios de comunicación es parte de la cuarta ola feminista. Por eso es importante la contribución de las mujeres periodistas a los movimientos feministas.

“Yo lo que observo es que esta cuarta ola feminista vino con un ímpetu y un cuestionamiento hacia las coberturas sexistas, logró colocar la agenda del movimiento en los medios de comunicación. Eso para mí es un gran logro”
Laura CastellanosPeriodista independiente

“Yo en lo personal me formé en un suplemento feminista, el primero que hubo en un periódico nacional, que ya está extinto y que se llamó “Doble Jornada” del periódico La Jornada. Tuve la posibilidad de trabajar con periodistas que fueron vanguardistas en esas coberturas, como Sara Lovera”, recuerda sobre quien será la moderadora de la primera presentación  de Mexicanas en pie de lucha.

También puedes leer: Los países tienen que rendir cuentas a las mujeres