“La impunidad es uno de los más grandes problemas que enfrentan las mujeres”, expresó Leticia Bonifaz, doctora en Derecho, al participar en la conversación “El estatus de la mujer en el mundo”, como parte del ciclo Los problemas nacionales y el derecho, que organiza El Colegio Nacional.

La experta aseguró que con toda la tecnología que existe en la actualidad se podrían hacer investigaciones de mil maneras, pero el paso no se da por falta de voluntad.

“Esa es la gran diferencia si tú denuncias violencia aquí, en México, en Panamá, en Ecuador o en Uruguay o si la denuncias en Suecia, Noruega y Dinamarca. Allá van en serio”, indicó.

La activista recordó que durante muchos años no existió ningún convenio pensado específicamente en la mujer. El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU es resultado de la Conferencia Mundial de México 75. Se trata de una de las convenciones más aceptadas, la número dos en cantidad de países firmantes, sólo por debajo de la de los Derechos del Niño.

La CEDAW tiene un comité constituido por 23 personas, en el cual sólo hay, de América Latina, una peruana y una mexicana, además de dos caribeñas

“Cada uno de los Estados muestra qué avances ha tenido en materia de igualdad y hoy, desafortunadamente, el tema de la violencia está presente. Aunque CEDAW no nace con temas de violencia, sino buscando igualdad. Cada país dice qué avances tiene en el cumplimiento de las obligaciones del Comité”, explicó la activista.

A decir de Bonifaz, se demuestra que uno de los principales desafíos a nivel mundial sigue siendo la violencia contra las mujeres.

Con respecto a la participación política hay muchos países que avanzan y retroceden, ninguno va hacia arriba, todos llevan altas y bajas.

“La trata de personas y de todos los asuntos relacionados con prostitución y de acceso a la justicia, aun cuando el tema de violencia pasa por educación o la salud, es un tema de acceso a la justicia. Creo que todos los países del mundo, en relación a los derechos de las mujeres, tienen que rendir cuentas”, sostuvo la activista.

De acuerdo con la catedrática de la UNAM, otro de los aspectos a resaltar es que ya no es suficiente con que un país diga “ya legislé”, sino que ahora se La impunidad es uno de los más grandes problemas que enfrentan las mujeres” Leticia Bonifaz Doctora en Derecho trata también de conocer los resultados.

“Si comentas, por ejemplo, que se aumentaron las penas en ciertos delitos. Se pregunta ¿qué sucedió? y se pide información muy puntual. Incluso, hay informes-sombras de organismos no gubernamentales, para que no nos quedemos con los dichos del Estado. Ahí sí, las ONG tienen otros datos”, sostuvo.

Debido a su paso por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, como Directora de la Escuela Judicial, se dio cuenta de que el tema del sufragio no era el único tema de lucha de las mujeres, sino que la mayor molestia fue siempre el tema de la desigualdad en el espacio privado.

“Normalmente se estudian los movimientos por separado: por los derechos laborales, por los derechos civiles y políticos, por el derecho a la salud sexual y reproductiva, como si hubieran sido aislados.

“Cuando todos estuvieron conectados en su momento y el descubrimiento es que todos los movimientos se juntaron por la Primera Guerra Mundial, a partir de las conferencias de paz de las mujeres en La Haya, en 1915. Desafortunadamente no hay un diagnóstico, pero sí tiene que ver con estas separaciones de lo público y lo privado”, explicó Bonifaz Alfonzo.

Los avances en los derechos de las mujeres

Leticia Bonifaz aceptó que en ciertos temas se ha mejorado en cuanto a la protección de los derechos de las mujeres.

“Ya no se tienen las cifras muy diferenciadas de la escolaridad entre niños y niñas, aunque sí se nota un tema grave de deserción escolar por embarazo adolescente, lo que se convierte en un tema de salud”, indicó.

También puedes leer: Evidencian saña contra derechos humanos de las mujeres