Como un hombre apasionado y terco, que tiene claro lo que quiere y no se rinde ante la adversidad ni se doblega ante amenazas o críticas, es como se define el actor Mauricio Martínez, quien este fin de semana le dará vida, prestándole todas estas características, a un director de un periódico en la puesta en escena Ni chairos, ni fifís: mexicanos.

La obra, escrita por Fernando Canales Clariond, exgobernador de Nuevo León, y dirigida por Hernán Galindo, aborda el clima actual de la política mexicana, sin tomar partido, y se pronuncia a favor de la libertad de prensa y la información veraz como única vía para lograr la unificación del país.

“Al final sí soy un hombre de una sola pieza y eso lo tengo en común con el personaje. Al director del periódico le presté mi cuero y mi voz, antes que nada, también unos kilitos de más que traía cuando fui a grabar la obra, eso se lo dejo, que se los quede. Pero sobre todo le compartí mi amor por México, le presté el ser un migrante mexicano en Estados Unidos”, comparte Mauricio Martínez.

Hernán Galindo fue quien le llamó a Mauricio para platicarle de este proyecto, después le mandó el guión. A Martínez le gustó mucho, en especial una escena que narra cómo el director del periódico es citado por el jefe de prensa de la presidencia; en general, dice, la obra tiene muchas similitudes con lo que pasa en la actualidad, eso lo atrajo.

“Todas las piezas se acomodaron para que se diera. Regresar a Monterrey siempre es muy grato y compartir con el talento regio siempre es muy importante para mí, devolverle algo a la ciudad que me vio nacer, y así fue cómo me integré a esta producción; ahora estoy muy ansioso de que el público la vea.

El actor considera que es muy valiente de parte de Fernando Canales Clariond utilizar a la actual administración y evidenciar todo lo que ha pasado en los últimos dos años y medio con puros hechos, ya que no es una obra que ataque ni critique, solo expone la realidad y el por qué está México como está.

“Estamos tan divididos, como sociedad polarizados, y lo explica de alguna manera hasta didáctica, eso me gustó, que a mí me educó, me informó la obra al leerla, me enteré de muchas cosas que yo no sabía y dije ‘si yo le entendí, creo que será fácil que más gente le entienda. Me gusta que sea tan honesta y que sea tan valiente el libreto, me gusta que no tiene, de alguna manera, afiliación política ni es propaganda, pero sí dice las cosas muy transparentes y deja todo sobre la mesa”, afirma Martínez.

Entender las palabras  

El actor Mauricio Martínez considera que está encasillado dentro de la categoría de fifí o de whitexican, “por obvias razones”.

“Desde donde vivo, a lo que me dedico, hablo y escribo en inglés, soy blanco y de ojos claros, eso como que checa todas las palomitas, pero también vengo de una familia que, si bien no es millonaria, no es pobre, así que no conozco qué es la extrema pobreza, nací con privilegios y eso, automáticamente, por lo que dice el presidente, me hace ser fifí”, explica.


“Yo soy bastante transparente con mi postura, soy muy claro en lo que me gusta y lo que no, pero esto no tiene nada que ver conmigo, con Mauricio, este es un personaje, ese fue otro reto que me gustó, el ser imparcial, hasta me sirve a mí para antes de emitir un juicio, porque podemos tener muchas ideas predeterminadas solo porque no nos gusta la manera de gobernar de un presidente”

Mauricio Martínez

Actor

Sin embargo, el cantante no se identifica como tal, aunque todo el tiempo lo estén señalando o descalificando bajo ese argumento, en ocasiones hasta panista o priista lo han llamado, sin estar afiliado a ninguno de esos partidos políticos. Eso sí, reconoce, nunca lo llamarían chairo.

Sobre el término whitexican, recuerda Martínez, el año pasado le tocó aprender que no es discriminatorio, ya que no existe la discriminación a la inversa, así que se tuvo que confrontar asimismo.

“Me dieron las herramientas para entender y aprendí, yo siempre estoy dispuesto a prender para poder opinar y estar más informado para no meter la pata personalmente. Entonces, aprendí mucho gracias a no saber qué significaba ese término”, dice.

En la obra, que se transmitirá 28, 29 y 30 de mayo, se expone el significado de los términos chairo y fifí, el por qué se dicen esas palabras, por qué se habla de neoliberales y conservadores, adjetivos que durante esta administración se han vuelto populares.

“Afecta que te vean como algo que no eres, que no te den chance de expresarte, porque ya solo como te ven te tratan y no siempre es justo”, opina Martínez.

Ni chairos, ni fifís: mexicanos, que también habla sobre el Tren Maya, Dos Bocas y la construcción del aeropuerto internacional en Santa Lucía, le permitió entender un poco más a Martínez el por qué la gente apoyo al actual gobierno.

“Yo antes juzgaba sin investigar y el darme cuenta el por qué gente apoya al actual gobierno, el hartazgo que había de las administraciones anteriores por la situación de México, es la primera vez que veo en una puesta política que llama al dialogo en vez de atacarnos y donde hay un mediador, que de alguna forma soy yo”, afirma el intérprete.


La puesta en escena se transmitirá vía streaming el 28, 29 y 30 de mayo, a las 20: 00 horas; los boletos los puedes adquirir por GoLiiive

En la obra está expuesto todo “de una manera muy fina”, sin decir nombres, pero siendo muy clara, y más allá de mostrarle al público cómo está México, la intención del equipo es compartir soluciones, proponer esperanza.

El mensaje, aunque suene trillado o a libro de autoayuda, dicen, es reiterar que todos son mexicanos antes que otra cosa.

“¿Por qué dividirnos? Hay que unirnos y ese es el mensaje que más me emociona que tenga, porque promueve la empatía y el decir ‘olvidémonos de dividirnos, tratemos de estar unidos, porque lo necesitamos’, ya que se seguir así no vamos a tener un desenlace positivo. Ese es mi temor”, platica el actor.

Pide defender a los periodistas  

Mauricio Martínez admite que admira el trabajo de los periodistas, ya que considera que no es una tarea fácil, y más cuando constantemente son atacados por el presidente y, aun así, mantienen la cabeza bien puesta mirando hacia adelante para defender la libertad de prensa.

“Escogí la obra por eso, porque defiendo la libertad de expresión, porque habla muy claramente de lo que es el derecho a la libertad de prensa, creo que en México el trabajo del periodista es cada vez más peligroso y eso no debe de ser, por eso siempre pido que no ataquen a los periodistas, ellos solo están haciendo su trabajo y menos desde arriba, en un país donde los asesinan”, indica Martínez.

Para él, es fundamental que la libertad de expresión y el derecho a la libertad de prensa sean defendidos con uñas y dietes, porque es lo única herramienta de poder que tiene la gente.

Para conocer más detalles de la obra de teatro puedes visitar https://www.nichairosnififis.mx/

“Mi deber como ciudadano es defenderlos para que sigan con vida, de entrada, es algo de lo que no se habla mucho, pero ahí están los casos, es horrible que en mi país sea un riesgo ser periodista, entonces, hay que apoyarlos, no hay que restarles, sino sumarle a su causa”, invita el actor.

Además de la información, el actor considera que la ciudadanía tiene otra herramienta para guiar el rumbo del país a buen puerto, y esta es el voto, por lo que hace un llamado a que se participe con conciencia en las elecciones de este 6 de junio.

“Son muy importantes estas elecciones, creo que definitivamente el poder lo tiene la gente y por eso ahorita tiene que estar más informada para que su voto sea útil y México vaya hacia donde queremos todos, ya hay demasiada gente que no está contenta; hay que dejar que le pueblo decida”, puntualiza.

También puedes leer: Mauricio Martínez, estrella mexicana brilla en Broadway