Hace 30 años el escenario musical de México mantenía una efervescencia rockera, en la cual la Santa Sabina, Caifanes y La Maldita Vecindad, por mencionar algunas bandas, eran los principales exponentes que les hablaban a los jóvenes, de la cual también se nutrieron Arturo “Pinocho” Ruelas y David “Chadou” Sánchez, quienes que en ese entonces eran estudiantes de preparatoria y formaron Los Estrambóticos.

“En un inicio, ‘Pinocho’ y yo queríamos tocar para entrar gratis a los conciertos y nos invitaran unas cervezas, era muy difícil entrar a una compañía disquera, al menos, no lo teníamos como meta. Al estar inmersos en la escena musical se volvió una necesidad, empezamos a gustarle a la gente y eso es adictivo”, relata “Chadou”, guitarrista de la agrupación.

Frente a sus ojos vieron pasar los diversos formatos musicales, desde el vinilo, cassette y discos, hasta agrupaciones y modas musicales que quedaron en el pasado. Incluso, la decisión de permanecer, o no, en una disquera y la infinidad de cambios de la industria hasta la pandemia.

A pesar de estos retos, Los Estrambóticos están más vivos que nunca, etapa que quieren festejar junto con su público con el concierto titulado A pesar de todo nunca nos hemos rendido, espectáculo que ofrecerán el próximo domingo 2 de octubre en el Pepsi Center.

“En la pandemia perdimos amigos y familiares, pero como bien dice el título del concierto nunca nos rendimos, no sólo Los Estrambos, también la sociedad, los sobrevivientes nunca nos rendimos”, expresa el guitarrista a Reporte Índigo.

Para esta velada tienen preparadas muchas sorpresas, entre ellas adelanta “Chadou” invitados de lujo como: El Haragán; Tania Melo, Los de Abajo y Misael y Panteón Rococó. Además, La Sonora Dinamita y Los Inútiles, músicos de Paquita La del Barrio.

El concierto será una especie de “show teatral”, en el sentido que se dividirá en tres actos, cada uno con su concepto visual y vestuario, ambientado por las canciones, desde los clásicos de los primeros discos hasta piezas más recientes.

“Siempre hemos sacado nueva música, tratando de reinventarnos con el sonido de la banda. Tenemos la fortuna de contar con varios cambios de integrantes, lo cual permite nutrirnos; cada alineación deja momentos especiales, ahorita estamos muy contentos, llevamos siete años con la misma, es el dream team, la banda está sonando increíble”, explica.

“Somos una banda ya bien recorrida, pero hay que poner la mirada en las nuevas voces, porque son las que se van a quedar”
“Chadou”Guitarrista

Lo nuevo de Los Estrambóticos

Durante el confinamiento, cada miembro de la banda compuso algunas canciones, pero, como a decir del guitarrista, ‘lo suyo es vibrarlo y bailarlo juntos’, decidieron no forzar ninguna pieza.

El resultado fue un compendio musical extenso, sencillos e ideas catárticas, de tristeza, dolor, ansiedad y gritos festivos. Por lo que para este último semestre del año tienen preparado lanzar una trilogía de canciones.

Hace unas semanas compartieron el track y el video de la canción “Reír o llorar”, pieza que surgió durante el confinamiento. Y el tema recién estrenado “Todo algún día termina”.

“La canción habla de lo mal que estábamos y para el video decidimos hacerlo con nuestras familias, es muy emotivo porque muestra las ganas que teníamos de volver a estar juntos y abrazarnos”, narra.

En noviembre culminará la trilogía con la pieza “Tú”, sencillo inspirado en las marchas fúnebres de Oaxaca, y el cual ya habían lanzado en el disco Lágrimas y risas, pero agregaron unos versos extra en homenaje a todas las pérdidas que dejó la pandemia.

“La canción se volvió muy popular en la pandemia, porque habla de la muerte y las pérdidas de un ser querido, se volvió un himno. Nosotros también la lloramos y sufrimos, por eso queríamos decir algo más con esta canción”, menciona.

Para Los Estrambóticos ha sido muy importante no ser una banda que se queda en los clásicos y vivir de “viejos éxitos”, por ello han decidido que cada semestre lanzarán esta trilogía, cada pieza con su respectivo arte, concepto y video.

Y aunque el reto será enorme, casi una proeza, los músicos se encuentran emocionados por esta nueva etapa.

“Nunca sabes la vida que va a tener una canción, pero nos gusta tener estos retos. No queremos ser una banda de covers de nosotros mismos, que siempre toquemos lo mismo, puede, o no, gustar, pero entendemos que la magia sucede en los primeros años, cuando eres muy joven, con toda la ilusión de tus primeras canciones, con esta ingenuidad, es único”, explica.

Adaptarse y ser fieles

Para la agrupación de ska, la cual vive un momento camaleónico, pues ha tenido la fortuna de mezclar con varios géneros musicales, algo que antes era impensable y hasta mal visto.

Además, de que cada canción sea congruente con sus deseos y anhelos, y no sólo por ir tras una moda.

“El rock era elitista, era mal visto que los gruperos se juntaran con roqueros, ahora me encanta que a las nuevas generaciones no les importe eso. Nosotros nos hemos vuelto así, sin ningún prejuicio, la música está en un gran momento y estamos súper abiertos a colaborar con cualquier género, mientras haya una misma vibra para decir algo juntos, seguramente, pronto haremos algo así”, comparte.

Por su parte, “Chadou” cree que el éxito de cumplir 30 años de trayectoria se debe a que siempre plasmaron letras directas y hablaron de la vida cotidiana y de los sentimientos.

“No puedes tener 30 años como banda y seguir actuando como cuando teníamos tres, hemos cambiado, el mundo ha cambiado e intentamos ser congruentes con nosotros y nuestra pasión, que es hacer música. Aunque no somos una banda mainstream, siempre ha estado presente y tiene que ver con la vibra que tenemos y seguir en pie de lucha”, puntualiza.

Un trayecto junto al Ska

De acuerdo con “Chadou”, la generación de bandas de ska a la que pertenecieron tocaban por la necesidad de ser escuchados, pues eran la voz de una juventud olvidada.

“La mayoría de las bandas de esa época no tocábamos bien, fuimos un poco ninguneados, sobre todo por el rock, porque había grandes bandas y músicos que sí tocaban bien, pero muchas nos hemos ganado a pulso un respeto y credibilidad.

“Estamos en el mejor momento del ska en México, evidentemente, ya no es una moda, pero se creía que no íbamos a durar, parecía que éramos de una clase social baja, un sector discriminado como el género urbano, el segregado y se ha demostrado que el ska es parte de la música popular”, opina.

El concierto de Los Estrambóticos se realizará el 2 de octubre en el Pepsi Center, a las 19:00 horas

Te puede interesar: Vivimos en una sociedad polarizada, Panteón Rococó