Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador viajó a Torreón para ofrecer disculpas a la comunidad china por la masacre ocurrida el 15 de mayo de 1911, donde murieron 303 personas con dicha descendencia.

Según historiadores, la masacre contra la comunidad china en Torreón ha sido la más violenta de ciudadanos de ese país en la historia del continente americano.

La mitad de la comunidad china de Torreón, Coahuila, en el noreste de México, fue asesinada en aquella ocasión.

Lee: Una mirada al arte y paz de China

¿Qué sucedió?

Desde finales del siglo XIX, y con mayor intensidad en los primeros años del siglo XX, los migrantes de origen chino establecidos en México fueron víctimas de discriminación cotidiana y de campañas xenófobas.

En estos años, los inmigrantes chinos eran dueños de prósperos negocios, lo que fue un detonante para aumentar el resentimiento de algunos mexicanos contra la comunidad china.

Durante la Revolución Mexicana, Torreón era vista como una próspera ciudad que se encontraba en el centro de una de las regiones agrícolas y algodoneras más fértiles del país.

A partir de que llegó a Torreón el ferrocarril, la ciudad se convirtió en lugar de migrantes con una gran población extranjera.

En el lugar se asentaron decenas de familias originarias de China, especialmente de la región de Cantón, quienes huían de la hambruna de sus comunidades.

El día de la masacre

Previo al día de la masacre, llegaron a Torreón unos 2 mil soldados de las fuerzas leales a Francisco I. Madero, partidarios del movimiento revolucionario.

De acuerdo con las investigaciones que hay entorno a este suceso, todo comenzó cuando decenas de mexicanos saquearon los comercios de la ciudad de Torreón, especialmente de la comunidad china.

En un principio, los saqueadores acusaron a los chinos de aliarse con las fuerzas de Porfirio Díaz, aunque hasta ahora esta versión no se ha comprobado.

Rápidamente los saqueos se convirtieron en una matanza extrema contra los chinos.

Pues con el argumento de que eran del bando enemigo, los soldados federales dispararon desde comercios y casas de los ciudadanos asiáticos.

Para 1912 la colonia china de Torreón era un recuerdo: los sobrevivientes habían huido. No quedó ni un banco chino, ni club chino, ni lavanderías, almacenes o restaurantes chinos, señalan historiadores.

Te recomendamos: En China, expulsan a fans de concierto de Dua Lipa por portar bandera LGBTTTI (VIDEO)