La cantante británica Dua Lipa, de 23 años, condenó el maltrato al que fueron sometidos algunos de sus fans durante un concierto en Shangai, China, celebrado el pasado 12 de septiembre, cuando elementos de seguridad del recinto en el que se encontraban decidieron expulsarlos del evento por portar banderas del movimiento LGBTTTI.

Según puede verse en videos que circulan en redes sociales, los guardias identificaban a las personas para luego someterlas y expulsarlas a la fuerza del concierto.

Rumbo al final del concierto, Dua Lipa habló en el escenario, visiblemente afectada por la situación: “Quiero crear un ambiente seguro para que todos nosotros lo pasemos bien. Quiero que bailemos, que cantemos, quiero, en fin, que simplemente pasemos un buen rato. No nos queda mucho, sólo unas cuantas canciones más, y me encantaría que realmente las disfrutemos”.

Posteriormente, en sus redes sociales, la intérprete hizo referencia al tema: “Los apoyaré por su amor y sus creencias y estoy orgullosa y agradecida de que se sintieran lo suficientemente seguros como para mostrarse como son en mi concierto”.

“Lo que hicieron requiere mucha valentía, siempre quiero que mi música brinda a la gente fortaleza, esperanza y unidad”, señaló Dua Lipa, “Estaba horrorizada por lo que sucedió y apoyo a todos mis fans afectados. Me gustaría volver por ustedes cuando sea el momento adecuado y con suerte ver una habitación llena de arcoiris”.

Por otro lado, periodistas del diario South China Morning Post denunciaron que los videos en los que se muestra a los muchachos siendo arrastrados por los elementos de seguridad “están desapareciendo rápidamente del ciberespacio del país”.