Científicos encontraron que a mayor igualdad de poder entre géneros, más similares son los rasgos que tanto hombres como mujeres buscan en parejas potenciales
Conforme hay más equidad entre sexos, los hombres ponen menos énfasis en la juventud y belleza, y las mujeres menos en la riqueza y el poder a la hora de buscar pareja

¿Qué es lo que hombres y mujeres buscan en una pareja? Por años se ha dicho que a la hora de conseguir un compañero, las mujeres se fijan en hombres que les puedan asegurar estabilidad financiera y que los hombres buscan mujeres jóvenes y atractivas.

Los psicólogos evolucionistas afirman que estas preferencias son universales y están basadas en la biología, por lo que es muy difícil que puedan variar… sin embargo, hay un factor que podría estar cambiando todo: la equidad de género.

Pero, ¿por qué la idea detrás de la teoría de la evolución es biológica? En promedio, los hombres producen mil 500 espermatozoides por segundo, mientras que las mujeres solo liberan un óvulo al mes y desde que nacen cada una tiene ya el suministro de óvulos para toda su vida (aunque en estudios recientes se ha podido demostrar que los ovarios poseen células madre que podrían generar nuevos óvulos). Además, el embarazo le lleva nueve meses a una mujer, mientras que la contribución del hombre es de apenas unos minutos.

Esto hace –según los teóricos evolucionistas– que las mujeres sean más selectivas a la hora de elegir una pareja; ellas se inclinarán por aquellos que tengan más recursos para invertir en sus hijos. En cambio, los hombres pueden darse el lujo de ser menos exigentes, se preocupan menos porque la mujer pueda proveer, pero se fijarán más en los signos básicos de fertilidad como la juventud y la simetría de los rasgos faciales, características asociadas con la belleza y buena salud.

Pero el mundo ha cambiado mucho desde la era de las cavernas. Actualmente muchas mujeres son cabeza de familia y no dependen de un hombre para sobrevivir o mantener a sus hijos. Las mujeres que conozco y con las que suelo hablar de estos temas, no han mencionado nunca que estén en búsqueda de un hombre que las mantenga –en lo personal tampoco lo espero– así que por simple curiosidad me puse a preguntar entre mis contactos de Gmail qué cualidades buscaban en una pareja.

Las mujeres mencionaron características como inteligencia, sentido del humor, cariñoso, con estilos de vida similares. Los hombres coincidían en la inteligencia, el sentido del humor y el estilo de vida, y aunque no lo ponían como número uno, sí mencionaron que buscaban a alguien atractiva.

Esta pequeñísima muestra (cuatro hombres y cuatro mujeres) sirvió para ver si coincidía en algo con los resultados de un estudio realizado por la Universidad de York en el Reino Unido. En el estudio publicado en la revista especializada Psychological Science, los investigadores analizaron dos muestras de personas que fueron encuestadas acerca de las cualidades más buscadas en una pareja: una de las encuestas fue realizada a finales de los 80 e incluía 8 mil 953 personas de 37 culturas diferentes; la segunda encuesta era más actual, aplicada –vía Internet– a 3 mil 177 personas de 10 naciones.

No debe extrañar que las mujeres que esperan ser empleadas a tiempo completo pongan menos énfasis en el papel del hombre como proveedor.

“A medida que cambian los roles sociales de hombres y mujeres, las diferencias de género en la elección de pareja deben cambiar porque la gente busca compañeros que encajen con su estilo de vida bajo las circunstancias sociales prevalecientes”, dicen los autores del estudio.

Cuestión de equidad

Para averiguar qué tan importante era este factor, los investigadores clasificaron a los países según una medida de equidad de género presentada por el Foro Económico Mundial en 2006. 

En las encuestadas, buscaron la relación entre la brecha de género y cuánta diferencia había en las preferencias al elegir pareja entre hombres y mujeres.

Y de hecho, los científicos encontraron que a mayor igualdad de poder entre géneros, más similares son los rasgos que tanto hombres como mujeres buscan en parejas potenciales.

En Finlandia, la nación con la mayor paridad de género entre los 10 países incluidos, la diferencia entre las preferencias de ambos sexos fue mucho menor que en Turquía, país considerado con la brecha de género más grande en el estudio. Es decir, conforme hay más equidad entre sexos, los hombres ponen menos énfasis en la juventud y belleza, y las mujeres menos en la riqueza y el poder.

Estas conclusiones fueron confirmadas por la encuesta realizada entre 37 culturas, y a pesar de que se ve una diferencia muy definida de acuerdo al género en las preferencias a la hora de buscar un compañero, también se mostró que estas diferencias se reducen en los países con mayor igualdad.

Además, se encontró que los rasgos más importantes que se buscan en una pareja son compartidos tanto por hombres como por mujeres: la mayoría de las personas sitúan en los primeros lugares cualidades como inteligencia, bondad y sentido del humor, incluso antes que la belleza en el caso de los hombres o la riqueza y el estatus en el caso de las mujeres.

México fue clasificado dentro de los países con menor paridad de género, junto con Turquía y Corea. 

Los cuatro países con mayor equidad están en Escandinavia, y el fondo de la clasificación está dominado por Medio Oriente y países africanos.

Los autores del estudio concluyeron: “Mientras prevalezca la desigualdad de género, incluso en las naciones ‘igualitarias’, no se puede esperar que la diferenciación de género deje de influir en las preferencias a la hora de elegir pareja”.

El rol de los géneros en la sociedad

El estudio realizado por Marcel Zentner y Klaudia Mitura da una idea clara de que las preferencias de ambos sexos han ido cambiando y evolucionando cuando de elegir pareja se trata. Conforme nos percibimos como individuos más iguales, capaces de realizar casi los mismos papeles dentro de una sociedad, nos dejamos de preocupar por el papel que el otro tenga que realizar en una relación.

Las mujeres ahora pueden llegar más fácilmente a puestos directivos y los hombres están dispuestos a ser quien se quede en casa ocupándose de las labores del hogar si es necesario.

Las mujeres pueden mantenerse por sí mismas y los hombres ya no sienten que deben ser el principal proveedor en un hogar, incluso muchos ya no ven la reproducción como el fin único del matrimonio.

¿Qué ha provocado este cambio de roles? ¿Cuáles son ahora las cualidades más deseadas en una pareja?

Además de inteligencia, bondad y buen humor, las mujeres buscan ahora un compañero que esté dispuesto a ayudar en las labores del hogar, con quien puedan compartir las cosas por igual. Por su parte, los hombres esperan que su pareja comparta los mismos intereses y el estilo de vida que quieren llevar, desde hacer deportes juntos, hasta los ideales de tener familia o no.

Estudio completo
Si deseas consultarlo, está disponible (inglés)