11%

de la población en México no tiene acceso a baños privados en sus viviendas

Lucía se levanta cada día a las 4 de la mañana. Recolecta agua limpia para su familia en el pueblo donde vive en Honduras. Anda varias horas por el camino de tierra con el agua en la cabeza.

La misma escena se repite en la Nagpur, India. Usha camina con 20 tarros de agua a cuestas, carga 200 kilogramos de agua en una jornada, el mismo tiempo que usaría en ir a trabajar, en administrar su propia empresa, en vestir a sus hijos, en ayudarles a que hagan su tarea.

Sucede lo mismo en muchas zonas de África, en Medio Oriente, en América Latina…

El día de hoy 750 millones de personas en el mundo despertaron sin tener acceso a agua potable. Una de cada nueve que viven en el planeta.

La mayor parte de esta agua, que se recoge lejos y después de largas caminatas, es transportada por mujeres.

Hoy estas mujeres dedicarán 200 millones de horas en todo el mundo para recoger agua para sus familias.

Las cifras son oficiales. Provienen de conteos hechos en 2014 por el monitoreo conjunto de la Organización Mundial de la Salud y la UNICEF.

Este conteo muestra que en México aún el 11 por ciento de la población no tiene acceso en sus viviendas a baños privados, cifra similar a Irak, Namibia y Panamá.

Pero la situación más grave está en África y en India. Allí se ha concentrado la campaña “Buy a Lady a Drink” (compra una bebida a una mujer), lanzada la semana pasada por la organización water.org, el actor Matt Damon y la fundación Stella Artois.

Buscan recolectar fondos para dar acceso a agua limpia a miles de familias en esa región.

En entrevista para Reporte Indigo, los organizadores de esta campaña cuentan los detalles sobre el proyecto y su alcance.

Un largo historial

“Cada mañana comienzo mi trabajo. Me despierto y limpio la casa. Lavo los trastes y me baño. Luego salgo a buscar el agua para el día, con mucha dificultad. Es muy difícil para nosotros conseguir el agua. Tengo que traerla desde debajo de la montaña hasta arriba. A veces tengo que parar varias veces en el camino para poder respirar”, cuenta Usha a las cámaras de water.org desde Nagpur.

En el mismo pueblo hindú, Suman dedica tres horas diarias para recolectar agua.

“Todos en el pueblo tenemos que salir a buscar agua. A veces debemos esperar dos o tres horas. A veces, cuando se llena mucho, hay peleas entre nosotros. Tratamos de que alcance el agua, pero a veces no lo logramos.

Lo mismo sucede con Chinta, quien dedica seis horas diarias a esta labor.

“Me canso mucho haciendo esto, tengo que hacer seis rondas de ida y vuelta. En época de monzón, hay agua por todas partes, eso lo hace más difícil. A veces traigo 12 o 14 cubetas de agua en un día”.

Las imágenes de estas mujeres se alternan en la campaña con un video en el que el actor Matt Damon invita a “parar estas jornadas y permitir que estas mujeres inicien otras”.

Damon, ganador del Premio Oscar en 1997 por Mejor Guión Original y conocido entre otras películas por su protagónico en la franquicia de “La supremacía Bourne”, prestó su imagen para la campaña, lanzada en el Festival de Cine de Sundance, que busca darle un nuevo significado a la frase de “comprar una bebida” a una chica, mediante la motivación a donar dinero para el acceso a agua limpia.

Damon es fundador de la organización water.org, la cual ha financiado durante más de dos décadas proyectos de acceso a agua limpia en América Latina, Asia y África.

Proyecto global

El primer proyecto de esta ONG en América Latina comenzó en Honduras en 1990, contó a Reporte Indigo el staff de organizadores de la campaña.

En los últimos 25 años, la organización ha llegado a 40 comunidades hondureñas, donde se han construido sus propios sistemas de agua potable, que ha beneficiado a 11 mil habitantes de zonas rurales en ese país.

Ahora, un artesano local de allí diseñó una imagen para una edición limitada de vasos de la cerveza belga Stella Artois, el vehículo que usará la campaña para recolectar fondos.

El primer tiraje de 20 mil vasos con tres diseños de edición especial, elaborados por otros dos artesanos de India y Etiopía, se agotó en Estados Unidos durante el tercer fin de semana de enero de este año, cuando se lanzó la campaña.

La compra de cada vaso, que se ha vendido por Internet en 12 dólares en Estados Unidos, Reino Unidos y Bélgica, pero puede adquirirse por medio del sitio Web de la iniciativa, ayudará a una mujer a tener cinco años de agua limpia.

La campaña incluye una serie de imágenes de mujeres en Honduras tomadas por el fotógrafo Chris Ozer, artista presentado por el Centro Internacional de Fotografía, quien forma parte de la colección permanente en el Museo de la Ciudad de Nueva York.

En voz de sus organizadores, la campaña busca “crear conciencia sobre la crisis mundial de agua en países en vías de desarrollo y poner un alto a los recorridos que realizan muchas mujeres para recolectar agua para sus familias”.

El inicio de la campaña fue un donativo de 1.2 millones de dólares donados por Stella Artois a water.org.

Aunque las imágenes del proyecto incluyen solamente a India, Etiopía y Honduras, el proyecto abarcará a todos los países donde trabaja water.org, que incluyen a Bangladesh, Ghana, Haití, Kenia y Uganda.