Por primera vez en más de una década, la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) busca astronautas en Europa que se unan a la mayor aventura de la humanidad: un viaje de descubrimiento en beneficio del planeta Tierra.

“Convertirme en astronauta ha sido hacer realidad un sueño. Combina muchas de mis pasiones: ciencia y tecnología, maquinaria compleja, entornos operativos exigentes, equipos internacionales, buena forma física o participación con el público. Y, por supuesto, ¡de vez en cuando vas a trabajar en cohete!”, señala Samantha Cristoforetti, astronauta de la ESA.

Las solicitudes se abren el 31 de marzo de 2021 y los solicitantes deberán de ser de un Estado miembro o Estado asociado de la ESA, tener el mínimo de una maestría en ciencias naturales, medicina, ingeniería, matemáticas o ciencias de la computación o tener un título como piloto de prueba experimental o ingeniero de prueba de un escuela oficial de pilotos de pruebas experimentales.

Los candidatos, además, deberán tener al menos tres años de experiencia profesional relevante después de la graduación y dominar el inglés. Un buen conocimiento de otro idioma extranjero y cualquier otro idioma adicional es una ventaja.

Aunque los solicitantes no necesitan tener una licencia de piloto, deberán presentar un certificado médico de clase 2 emitido por un médico forense de aviación que demuestre que están médicamente calificados para una licencia de piloto privado (PPL).

En pro de la inclusión para astronautas

Además de los astronautas de carrera, quienes serán entrenados para misiones espaciales complejas o de larga duración y serán contratados como miembros permanentes del personal de la ESA, por primera vez se están buscando individuos que estén calificados psicológica, cognitiva, técnica y profesionalmente para ser astronautas, pero que tengan una discapacidad física que normalmente les impediría ser seleccionados debido a los requisitos.

Este proyecto es una primicia mundial que tiene como objetivo comenzar a eliminar las barreras para que las personas con discapacidades realicen un trabajo profesional.

La ESA asegura que está dispuesta a invertir en la definición de las adaptaciones necesarias del hardware espacial en un esfuerzo por permitir que estos profesionales sirvan como miembros de la tripulación en una misión espacial segura y útil.

También puedes leer: Inicia Perseverance, la mas grande misión en Marte