Casi siete meses después de su despegue, el rover Perseverance de la NASA aterrizó ayer en el cráter Jezero, en Marte. La confirmación del aterrizaje exitoso se anunció en el control de la misión en el Jet Propulsion Laboratory, en el sur de California, Estados Unidos, a las 15:55 horas.

Perseverance es el quinto en llegar al planeta rojo tras el Sojourner, los rovers gemelos Spirit y Opportunity y Curiosity; sin embargo, es el más grande y avanzado que la NASA ha enviado a otro planeta.

Equipada con tecnología innovadora, la misión Mars 2020 se lanzó el 30 de julio de 2020 desde la estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, en Florida, y marca un ambicioso primer paso en el esfuerzo por recolectar muestras de Marte y enviarlas a la Tierra.


El rover Perseverance realizó un viaje de 203 días en el que atravesó más de 472 millones de kilómetros

“Este aterrizaje es uno de esos momentos cruciales para la NASA, los Estados Unidos y la exploración espacial a nivel mundial, cuando sabemos que estamos en la cúspide del descubrimiento y afilamos nuestros lápices, por así decirlo, para reescribir los libros de texto”, dijo el administrador interino de la NASA, Steve Jurczyk.

Para él, Mars 2020 encarna el espíritu de perseverancia de Estados Unidos, incluso en las situaciones más desafiantes, inspirando y haciendo avanzar la ciencia y la exploración.

“La misión en sí personifica el ideal humano de perseverar hacia el futuro y nos ayudará a prepararnos para la exploración humana del planeta rojo en la década de 2030”, aseguró.

Equipado con siete instrumentos científicos, la mayor cantidad de cámaras jamás enviadas a Marte, y su complejo sistema de almacenamiento en caché de muestras, Perseverance recorrerá la región de Jezero en busca de restos fosilizados de la antigua vida marciana microscópica.

“Aterrizar en Marte es siempre una tarea increíblemente difícil y estamos orgullosos de seguir construyendo sobre nuestro éxito pasado. Construimos el rover no sólo para aterrizar, sino para encontrar y recolectar las mejores muestras científicas para regresarlas a la Tierra”, comentó el director del JPL, Michael Watkins.

El rover Perseverance, además, cuenta con el diminuto helicóptero Ingenuity Mars, que intentará realizar el primer vuelo controlado y motorizado en otro planeta. Si tiene éxito, se agregaría una dimensión aérea a la exploración del planeta Rojo que serviría para futuros astronautas lejos de su base.

“Perseverance es más que un rover y más que esta increíble colección de hombres y mujeres que lo construyeron y nos trajeron aquí. Es incluso más que los 10.9 millones de personas que se inscribieron para formar parte de nuestra misión. Esto se trata de lo que los humanos pueden lograr cuando perseveran. Llegamos tan lejos. Ahora, míranos irnos”, expresó John McNamee, gerente de la misión Mars 2020.


En la superficie de Marte, los instrumentos científicos de Perseverance tendrán la oportunidad de brillar científicamente

Orgullo latino

Diana Trujillo es la líder de la misión Mars 2020 que llevó el robot Perseverance a la superficie marciana.

Esta colombiana fue la primera mujer hispana en ingresar a la NASA y su perseverancia es un precedente para que más mujeres y niñas tengan espacio en la ciencia.

El lugar de aterrizaje de Perseverance

Con unos 45 kilómetros de ancho, el cráter Jezero se encuentra en el borde occidental de Isidis Planitia, una cuenca de impacto gigante justo al norte del ecuador marciano. Los científicos han determinado que hace 3.500 millones de años el cráter tenía su propio delta fluvial y estaba lleno de agua.

La vista

Esta es la primera imagen que envía el rover Perseverance de la NASA después de aterrizar en Marte. La vista está parcialmente oscurecida por una cubierta de polvo en la cámara.

Ya que las cubiertas protectoras de las cámaras todavía están colocadas, estas primeras imágenes son versiones de baja resolución conocidas como “miniaturas”. Las versiones de mayor resolución estarán disponibles más adelante.

También puedes leer: Diana Trujillo, la colombiana que limpiaba casas y luego llevó el rover Perseverance a Marte