Al caer la noche, los salones de baile del antiguamente llamado Distrito Federal prendían sus pistas para recibir a las parejas con danzón y chachachá. Era la década de los 60, el esplendor de ese México era muy distinto al actual, al igual que sus modas, música, incluso, el vocabulario. Cambios de los cuales fueron testigos los integrantes de la Única e Internacional Sonora Santanera.

Arturo Ortiz, percusionista y miembro fundador de La Sonora, platica a Reporte Índigo que desde hace 67 años han visto los cambios del país, pues era un México que vivía de noche, donde había muchos centros nocturnos para divertirse sanamente, al calor del baile.

“Nos tocó una época muy bonita, no quiere decir que esta no lo sea, lo sigue siendo, pero era otro México. Ha sido hermoso tener el placer de haber pisado todos los salones de baile que hoy en día  ya desaparecieron. Somos testigos fieles de muchas épocas de nuestro querido México”, explica Ortiz.

La Sonora Santanera, orquesta originaria de la colonia popular Valle Gómez, se ha caracterizado por su calidad musical, aunque la mayoría de los músicos originarios que pertenecieron a esta agrupación ya murieron, como el fundador Carlos Colorado. Sin embargo, para Ortiz esto ha sido el motor para seguir con su carrera musical y rendirles homenaje.

A casi siete décadas de existencia, tanto Ortiz como Antonio Méndez, trompetista de la Sonora, indican que el éxito de su permanencia se debe a que han sido muy cuidadosos al seleccionar sus temas.

“Cuando vamos a los bailes, la gente nos dice que tenemos la culpa de que hayan nacido, porque con la canción ‘Perfume de gardenias‘ se conocieron sus papás. Y tienen razón, porque en nuestros bailes se han conocido muchas parejas, han llegado a feliz término y a ser parte de la familia mexicana”, comparte Arturo Ortiz.

Para Antonio Méndez un sello distintivo de la orquesta es que son conservadores, desde su manera de vestir, hasta los ritmos que interpretan, lo que les ha permitido sacar nuevos temas con el fin de que esta tradición musical no se pierda y lleguen a los oídos de las nuevas generaciones.

“Con tantas corrientes nuevas ‘tendíamos a desaparecer’, pero seguimos haciendo temas nuevos, la gente los ha aceptado, no debe de perderse ese buen gusto de los ritmos que se hicieron famosos en los 50 y la Sonora grabó en los 60.

“Esos boleros que hablan de las calles de México, el barrio de Tepito, de esas cosas bonitas que la Sonora ha tratado de rescatar o, por lo menos, no dejar que se olvide, ni ritmos ni las letras bonitas. Ahí está nuestro éxito, nos hemos identificado con el pueblo, tanto en los ritmos, en el gusto y sentir del pueblo mexicano”, agrega.

“Queremos seguir en el gusto del público, trascender a otros continentes y seguir cosechando el aplauso del público”
Antonio MéndezTrompetista

La participación de la Sonora Santanera en el Cervantino

Ortiz y Méndez se sienten honrados de participar, por segunda ocasión, en el Festival Internacional Cervantino. En esta ocasión se presentarán en el espacio llamado Los Pastitos, a las 22:00 horas.

Al respecto, Méndez indica que se sienten muy contentos de participar en este festín cultural, en el cual esperan volver a tener un lleno total.

“Fue un honor que nos hayan tomado en cuenta una vez más. Es un peldaño más en nuestra carrera, y para mostrar los recientes temas que hemos grabado, dos de estos fueron ganadores de los Grammy Latino”, cuenta el trompetista.

Para esa noche, la orquesta presentará gran parte de todo su amplio recorrido musical, desde los temas “Amor de cabaret”, “Estoy Pensando en Ti”, “La Boa”, “Perfume de Gardenias”, hasta su reciente material discográfico Homenaje a la Música Tropical, el cual incluyó las colaboraciones de artistas de como Julieta Venegas, Natalia Lafourcade, Germán Montero, Diego Morán, Matisse y Rubén Albarrán.

“Estas colaboraciones han abierto ventanas para que la juventud se interese e identifique; hace 40 años sólo nos escuchaban cada que sacábamos un disco y en la radio, ahora tenemos las redes sociales, todo este adelanto nos ha favorecido a nosotros. Lo vemos en los bailes, cuando tocamos un tema nuevo los chavos se prenden”, reitera Antonio.

Su lucha contra la piratería

La Sonora Santanera, orquesta fundada en 1955, cuenta con más de 75 producciones, innumerables reconocimientos, giras Internacionales, telenovelas y películas en su extensa trayectoria musical. No obstante, pese a este camino han sufrido desde la piratería hasta que otros músicos quieran apropiarse de su nombre.

Sobre este tema, Arturo indica que, a pesar de estos embates, la orquesta ya es reconocida por su público, saben quiénes son, a diferencia de las otras que no tienen el sustento ni el historial con el que cuentan ellos.

“Desgraciadamente, la piratería se puso de moda, porque no es la única agrupación que ha sufrido de estos embates, nosotros tenemos nuestros piratas, eso es malo, porque la piratería es un delito. No entiendo cómo la ley no lo ha querido tipificar como tal, porque eso fue lo que acabó con las disqueras”, explica el percusionista.

Arturo comparte que mucha gente les escribe que los han visto anunciados en eventos que son falsos, pues se presenta gente que se ha apropiado ilegalmente de su hombre.

La orquesta original, de la que Arturo y Antonio son fundadores, tiene el registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, por lo que todas las sonoras que se presenten bajo este nombre sí están cometiendo un delito.

La Sonora Santanera se presentará el próximo 13 de noviembre en el Auditorio Nacional junto con Paquita la del Barrio, a las 18:30 horas

“El registro del nombre, de verdadera validez, lo tenemos nosotros. Pese a esto, otros copian hasta nuestra forma de vestir, todo es un descaro muy marcado, no es posible que la gente ande lucrando con lo que no ha costado. Pero qué mejor prueba que la trayectoria de años, ahí están nuestros discos.

“Yo les digo ‘a ver, enséñame un disco que hayas grabado, una anécdota, algo que sustente que uses un nombre que no es tuyo’, se quedan callados. En diciembre de este año salió la resolución que nosotros somos los únicos que podemos utilizar esa marca, por lo que La Sonora tiene todavía mucho que dar”, concluye.

Te puede interesar: Kitonb romperá los límites de lo posible en el Cervantino con el “Carillon, el Vuelo del Tiempo”