15%

Más hierro que las espinacas, contienen los insectos


Los insectos proporcionan dos veces más proteínas que la carne de res y tienen 20 por ciento más que la de pollo

>> En la cinta “El Rey León” (1994), Timón y Pumba enseñan a Simba a comer insectos en lugar de carne roja, a los cuales catalogan como “viscosos pero sabrosos”. Al igual que Simba, el ser humano se ha adaptado y hoy opta por esta alternativa en su dieta, debido al exceso de demanda y a la cada vez mayor escasez de recursos.

>> En 2030, el mundo tendrá que alimentar a 9 mil millones de personas, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). Eso sin contar a los miles de millones de animales.

>> El exceso de la demanda de comida es tan sólo un factor por el que se considera que los insectos son el futuro de la alimentación.

>> Las especies de insectos que más se consumen en la actualidad son escarabajos, orugas, grillos, abejas, saltamontes, gusanos y hormigas.

>> La FAO señaló que “en los países en desarrollo, los miembros más pobres de la sociedad pueden participar en la recolección, el cultivo, el procesamiento y la venta de insectos. Estas actividades pueden mejorar directamente sus propias dietas y proporcionar ingresos en efectivo a través de la venta de los excedentes de producción”.

>> Eva Muller, de la FAO, indicó que este organismo no especifica que se deba solamente “comer bichos, lo que decimos es que los insectos son uno de los recursos que brindan los bosques y se encuentra prácticamente por explotar su potencial como alimento”.

>> La biomasa de los insectos tiene alto contenido de calcio, hierro, zinc, omega 3, vitaminas del grupo B y sales minerales. Esto puede ayudar a combatir problemas de obesidad y colesterol.

>> Comer gusanos o grillos también protege la biodiversidad, pues no están en extinción como otras especies.

>> Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “la recolección de insectos y su crianza a nivel del hogar o la escala industrial puede ofrecer importantes oportunidades de subsistencia para las personas, tanto en países en desarrollo como en países desarrollados”.

>> De acuerdo a The Wall Street Journal, los millennials han hecho de los grillos asados el snack de su elección y la razón de ello es la practicidad, la moda y el precio económico de este alimento. Además, los insectos ya se venden en barras similares a las de granola y avena, por ejemplo.

>> “Es más probable que el cultivo de insectos contribuya a la nutrición humana a una escala de importancia económica y ecológica si éste no se basa en una dieta que compite con el ganado convencional, pero se necesita más innovación para que ésto sea una realidad”, dijo a la revista Time Mark Lundy, quien forma parte de la División de Agricultura y Recursos Naturales de la Universidad de California.

>> Aunque los insectos no son muy comunes en la gastronomía occidental, este “platillo” tiene alto valor proteico. Por cada 100 gramos de gusanos o grillos se concentra un 43 por ciento de proteína y esta misma cantidad de pollo tiene un 23 por ciento.

>>  Según datos de la FAO, actualmente los insectos complementan la dieta de 2 mil millones de personas a nivel global.