César Augusto Montaña Lehmann, mejor conocido como César Strawberry, vocalista de rapcore de Def Con Dos fue condenado por su opinión en Twitter
“En México, la perturbación del orden público está catalogada como un delito. Sin embargo, resulta difícil el que pueda proceder una denuncia en la que estén vinculadas las redes sociales”
María Elena MenesesExperta en Internet

Sólo bastan 140 caracteres para ser juzgado en la actualidad y ser buscado como criminal en Internet, al menos eso es lo que le tocó vivir a César Augusto Montaña Lehmann, mejor conocido como César Strawberry, vocalista del grupo de rapcore Def Con Dos, quien ahora recibe la condena por su opinión en Twitter.

El Tribunal Supremo de España considera que al menos seis tuits del músico, publicados entre 2013 y 2014, propagan el terrorismo y la humillación cibernética, lo que el artista ha calificado de “politización extrema”.

Ante esta medida legal surge la cuestión de cómo se procederá en México al comentar temas políticos, sociales o culturales que critiquen a personalidades o se les indiquen consignas con lenguaje altisonante.

Por ejemplo, acaso a los trolls de la Legión Holk en México ¿se les juzgará penalmente por enaltecer el odio en redes sociales y burlarse de lo sucedido en el colegio de Monterrey? Y de los desmanes ocurridos por el gasolinazo y las convocatorias al hurto en redes ¿se inculpará a alguien?

“En México la perturbación del orden público es catalogada como delito, sin embargo resulta difícil el que pueda proceder una denuncia en la que estén vinculadas las redes sociales”, comenta María Elena Meneses, catedrática y especialista en internet.

Ante la incertidumbre de cuál es el delgado filo entre un tuit y un crimen, también se tiene en opacidad la operación de la policía cibernética en México. ¿Acaso llegó la era del “Gran Hermano” en redes sociales?

Policía cibernética: ¿vigilancia o mordaza?

Se sabe de la existencia de una policía cibernética en México, pero se desconoce el cómo opera o bajo que lineamientos puede ser una observadora del ciberespacio, Meneses argumenta que falta saber más de cómo este mecanismo funciona y esclarecer su trabajo a la ciudadanía.

“La población no sabe a ciencia cierta qué es lo que hace, la detección de bots la puede hacer cualquiera con ciertos conocimientos de informática. No tenemos claridad de qué hace la policía cibernética en México”, dice en entrevista para Reporte Indigo.

De lo suscitado en España con Strawberry y de cómo se procedería en nuestro país, la doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM, cree que esto sí podría tener consecuencias legales. “Cualquier persona que amenace o exprese cosas relacionadas con la afectación del orden público puede ser objeto de una denuncia”, agrega.

La falta de educación web

Es momento de sentarse en familia, poner en silencio el celular, apagar las tabletas y hablar enserio de un tema que se ignora la importancia del mismo, el cual carece de tabú y es tan ignorado como la educación sexual.

“Nosotros tenemos que educarnos digitalmente, hablar sobretodo mucho con nuestros hijos”, explica Meneses en torno a que se debe aprender de la tragedia vivida en Monterrey la semana pasada.

Además considera que este tipo de desmanes digitales deben perseguirse en la vida real, ya que los grupos ofensivos con amenazas y escarnios cibernéticos seguirán existiendo si es que se logra disolver a la Legión Holk.

“Si existe en el mundo real, si tiene células en el mundo real, bueno pues se encargará la autoridad de perseguirlos, es muy, muy difícil, pero lo tendrían que hacer y castigarlos”, aclara.

Seguridad en la red: el siguiente paso

Abundan los memes de odio, cuentas que hacen bullying cibernético en Twitter, grupos cerrados en Facebook que incitan a la violencia y el crimen cometido en Monterrey tomó desprevenidas a las autoridades en el tema informático.

¿Qué ocurrirá con la libre expresión y cuánto se puede vulnerar la privacidad en Internet?

“Me parece que es pertinente que se comience a discutir el papel del Internet pero siempre salvaguardando los derechos de libertad de expresión y del derecho a la información, lo cual es sumamente difícil”, especifica Meneses al respecto.

La profesora no cree que se vaya a legislar pronto alguna iniciativa para llevar un control sobre el uso de la Red en México, pero sí cree que es un tema que debe entrar en la agenda política este año, siempre y cuando se involucren a todos los actores interesados y no sólo al Estado.

“En esta discusión, que estén presentes las empresas tecnológicas, los académicos, los medios, que sea una discusión multisectorial, no es solamente un problema del gobierno, ni de las empresas, es un tema que urge ponerse en la mesa de discusión”, puntualiza.

Hasta las últimas consecuencias

De ser necesario, Strawberry recurrirá al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, para revocar el fallo del Tribunal Supremo de España, enunció el rapero para la agencia EFE.

“Sospecho que una vez más el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo tendrá que llamar la atención al Supremo español y que haremos un ridículo internacional que nos podríamos haber ahorrado”, dijo para el medio madrileño.

De cantante a presidiario

La condena que se le impuso a César Strawberry es de un año en prisión, más seis años y seis meses de inhabilitación absoluta, a lo que el músico, tras conocer la sentencia, ha seguido más activo que nunca en Twitter.

Con el hashtag #StopMordazas el artista invita a sus seguidores a denunciar al gobierno español como represor y luchar por la libertad de expresión, el tema se volvió tendencia en el país ibérico el fin de semana en la red social.