Todos los eslabones que forman la industria cinematográfica nacional se encuentran en peligro, ya que además de la crisis económica de los exhibidores, también las distribuidoras independientes sufren los estragos de la pandemia.

El intermediario entre quienes producen una película y quienes la proyectan en salas es un distribuidor, es fácil reconocer a los grandes estudios hollywoodenses que hacen este trabajo, como Warner Bros., Universal y 20th Century Fox, entre otras, pero todo el llamado “cine de arte”, regularmente, llega a México con empresas nacionales que se encargan de apostar por este género.

Alfhaville Cinema es una de estas distribuidoras, que lleva operando en México desde hace 16 años, y se ha encargado de traer a salas películas de cineastas de culto como Jean-Luc Godard, Anton Corbjin, Gus van Sant, Nuri Beige Ceylan y Francois Ozon, por mencionar algunos, además de promocionar el cine nacional de directores como Arturo Ripstein, Felipe Cazals, Luis Estrada y más.

Sin embargo, desde que comenzó el cierre de circuitos independientes y salas alternativas, Alfhaville se ha encontrado en circunstancias apretadas, por ejemplo, el verano pasado impulsaron una campaña en donadora para seguir financiando a la distribuidora, pero de una petición de 300 mil pesos, solamente lograron recabar 42 mil 500.

Por eso es que la estrategia cambia para esta empresa fílmica y durante este confinamiento, ahora reinventan su marca para impulsar Academia Alfhaville, la cual ofrece talleres, clases y cursos en línea, para todos los amantes del séptimo arte.


Las circunstancias han impedido que se pueda estrenar regularmente en los cines, y cuando hemos tenido películas en Cineteca Nacional, ha coincidido con el cierre de los cines, así que en diciembre comenzamos a pensar en este proyecto

Alfonso López

Director general de Alfhaville Cinema

La oferta educativa también se acompaña de un Cine Club virtual, el cual inicia con una mirada al cine nórdico contemporáneo, impartido por Fernando Moreno “El More”, además destaca un curso en línea para aquellos que desean hacer un cortometraje, este taller es coordinado por el cineasta Sergio Tovar Velarde, entre otras actividades.

“Sergio Raúl López, periodista especializado en cine y que tiene programas en streaming, va a tener un taller de 12 sesiones dedicado al periodismo cinematográfico, posteriormente tendremos un taller de actuación impartido por Armando Espitia, este será en abril y la intención es que permanentemente estemos ofreciendo nuevas oportunidades para que la gente se acerque a diversas actividades”, agrega López.

Alfhaville Cinema tuvo dos estrenos comerciales por última vez en enero de 2020, siendo la primera Mantarraya, los espíritus ausentes, que llegó a México con 23 copias y se exhibió durante tres semanas en cartelera; posteriormente Goliat (2017), que sólo estuvo en Cineteca Nacional durante los meses que se permitió la asistencia a cines en semáforo naranja.

Alfhaville Cinema tiene películas enlatadas para el 2021

Los estrenos para Alfhaville Cinema se han visto detenidos por la actual crisis sanitaria que se vive, algunas de las películas que adquirieron solamente pudieron llegar a tener funciones limitadas en muestras y festivales, pero comercialmente todavía no han tenido su recorrido, ejemplo de ello es El Diablo entre las piernas, de Arturo Ripstein, la cual comenzó a circular en festivales en 2019.

“Esa no la hemos estrenado, estuvo en una muestra en la Cineteca Nacional, en algunos cines independientes y salas de Cinemex y Cinépolis, pero la película en realidad está esperando su estreno comercial, mismo que no ha sido posible por las circunstancias”, comparte Alfonso López, director de Alfhaville.

Además del largometraje del cineasta mexicano, otros se han quedado a medio camino por la pandemia, por lo que López espera que cuando reabran las salas, estos títulos puedan empezar a llegar paulatinamente a la exhibición tanto independiente como de grandes complejos.


Para aquellos que tomen diplomados y cursos, se les dará un obsequio en físico de las películas que conforman su catálogo

“Tenemos dos películas mexicanas, una es Ocho de cada diez (2018), de Sergio Umansky, que nada más estuvo en la muestra y también está Clases de historia (2018), de Marcelino Islas Hernández, además tenemos otras extranjeras que no hemos podido estrenar”, dice.

Los títulos a los que se refiere López son: Adam (2018), coproducción entre Alemania, Islandia, Estados Unidos y México, dirigida por María Solrun; La Audición, cinta alemana de la cineasta Ina Weisse; Llévame contigo, realizada en 2016 en Ecuador por Micaela Rueda, y el reestreno de Vivir su vida (1962), de Jean-Luc Godard.

También puedes leer: Salas de cine en suspenso por crisis sanitaria