¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La travesía por el desierto buscando encontrar la “Tierra Prometida” sin la certeza de lograrlo duró 1,876 días y sus largas noches en vela en que muchas veces parecía no encontrar el rumbo, Tiger Woods se aferraba este fin de semana, a sus 42 años de edad, a recordar aquella su última victoria en la PGA en el lejano agosto de 2013, cuando de pronto todo cambió para el “Number One”, su golf y su vida privada chocaron sin remedio y colapsaron en medio de un torbellino de errores graves y pequeños que se acumularon por muchos años en que fue y se sintió un Rey intocable, hasta reventar como una Olla Express que no soporta más la presión, muchos lo dieron por liquidado, solo el propio Tiger se impuso el reto de regresar como un hombre maduro y renovado y así retar a la élite del Golf.

Cinco años después de tocar fondo llega a “su” tierra prometida después de reinventarse muy a su manera y a sus metas casi imposibles.

CINCO AÑOS

Fueron cinco largos años de visitas interminables a clínicas de rehabilitación rodeado médicos de muchas especialidades, abogados con costos millonarios, reinvención de sí mismo y su vida privada, luego retomar la disciplina extenuante en gimnasios y campos de Golf y así, después de ser por muchos años el “Uno” del mundo, caer por el tobogán del Golf y la vergüenza al lugar mil 199 escrito en letras muy pequeñas y de ahí retomar su carrera, estas condiciones y circunstancias seguramente hubieran reventado a muchos, pero fueron el reto para Tiger Woods, no para demostrarle nada a nadie sino a sí mismo, Tiger está hecho de la muy escasa Pasta de las Leyendas, no solo en el golf sino en el Olimpo del Deporte y, bien visto, de la vida misma.

EL MEJOR ESCENARIO

Tuvo cerca de 20 intentos, en algunos no superó el corte (eliminado por no alcanzar meterse entre los primeros 50 o 70 en los dos primeros días de competencia) solo 6 veces pudo alcanzar el “top 10” , muchos le insinuaron y hasta le pidieron retirarse para no seguir arrastrando su prestigio, finalmente este fin de semana en el último de los grandes eventos del calendario, el que reúne a los 30 mejores del ranking, se coloca a la cabeza desde el primero de los cuatro días de competencia, Tiger que disfrutó la emoción y hasta angustia en cada uno de sus 198 golpes que le dan la victoria y así regresa triunfador a levantar la Copa de Campeón en esta tremenda Final del “Tour Championship”, las audiencias de Televisión se incrementan como hace mucho tiempo no lo hacían, Tiger está de regreso, solo él decidirá por cuanto tiempo pero lo mas importante es que Tiger Woods, el ser humano, ha recuperado su equilibrio, su madurez, fortalecido su espíritu y finalmente, Tiger alcanza “Su tierra prometida”. .. así de fácil…


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Oct 19, 2018
Lectura 3 min

Desde mi palco

VAR del Fut: se acaba la leyenda

Alfredo Domínguez Muro


Oct 19, 2018 Lectura 3 min

Oct 18, 2018
Lectura 3 min

Desde mi palco

Un gato cobarde

Alfredo Domínguez Muro


Oct 18, 2018 Lectura 3 min

Oct 17, 2018
Lectura 3 min

Desde mi palco

Pulmonía en Alemania

Alfredo Domínguez Muro


Oct 17, 2018 Lectura 3 min

Oct 15, 2018
Lectura 3 min

Desde mi palco

Muy cerca nuestro Gran Premio

Alfredo Domínguez Muro


Oct 15, 2018 Lectura 3 min

Comentarios