Un técnico de futbol profesional es el gestor principal dentro de una entidad que hace del deporte más popular una empresa o unidad de negocio exitosa, porque es el que coordina un grupo de voluntades para conseguir sus objetivos. En este sentido y por la forma en que se le contrató y ahora rinde, Juan Reynoso es el mejor ejemplo de este eslabón fundamental en un club como Cruz Azul.

Gestionar significa a grandes rasgos realizar un conjunto de operaciones y procedimientos para resolver o conseguir algo. Se trata de una labor fundamental que se debe hacer bien para administrar de forma adecuada un una empresa, de la que siempre su naturaleza es ganar.

El estratega peruano ingresó al equipo de sus amores, en el cual jugó en la década de los 90, bajo una de tantas tormentas que acostumbran caer sobre este equipo. Luego del sisma estructural con la salida del que parecía su eterno presidente Guillermo Álvarez Cuevas, la nueva directiva le ofreció dirigir al cuadro cementero a cambio de un millón de dólares anual, pero cuando también negociaba con Hugo Sánchez, quien pedía dos millones y medio por el mismo periodo, más premios, que hacían casi tres millones de solicitud. El timonel inca también ganaría menos que su antecesor y ex jugador celeste Robert Dante Siboldi, que cobraba 1.5 millones de billetes verdes. Aquí lo interesante es que Juan aceptó las condiciones, incluso el contrato limitado a un año, con una cláusula de salida a los seis meses si las cosas no resultaban, es decir, sino clasificaba a la Liguilla.

Reynoso y su siempre inexpresivo semblante parecían derrochar seguridad y convicción ante todas las desventajas posibles. Y logró desde sus primeros 100 días una temporada histórica para las huestes azules.

Gestionar un equipo de figuras no es fácil, pero cuando todo parecía derrumbarse al son de la displicencia del ‘Cabecita’ Rodríguez, llegó el manejo impecable de su técnico para meterlo al redil. No se ha vuelto a desbalagar. En apariencia, una prueba más que superada.

LOS ARGUMENTOS

El peruano llegó a México durante las fiestas de fin de año de 1994. Venía del Alianza Lima, uno de los equipos más populares de su país, y precedido de una prestigio como bastión de la selección de la franja roja. El técnico que lo pidió fue Enrique Meza. Un defensa central con personalidad, de toque fino y al pie, con sus desplazamientos siempre con la cabeza levantada y sus entradas fuertes, peor nunca con mala intención, se ganó el respeto de todo el futbol mexicano, y en Cruz Azul especialmente fue adoptado bajo el apelativo de ‘El Capitán’.

Hacia la Copa Libertadores de América de 2001, donde La Máquina tuvo un desempeño histórico al convertirse en el primer equipo azteca en llegar a la Final, que perdió contra Boca Juniors en apretada serie definida con tiros desde el punto penal para definir el vencedor, Juan hizo sus pininos como auxiliar técnico de José Luis Trejo.

Como buen capricornio, el nacido el 28 de diciembre de 1969 llevó su  estilo de trabajo serio y aplicado con firmeza sobre la cancha al banquillo.

En menos de cuatro lustros de carrera, sus alcances fueron ya sustanciosos. Luego de dirigir en su patria al Universitario de Deportes, Juan Aurich, Sporting Cristal y FC Melgar, regresó a México en el 2018 para comandar al Puebla, al que encaminó para dejar los últimos lugares de la clasificación y llevarlo a la Semifinal del Guard1anes 2020 que perdió contra el a la postre monarca León, para desembarcar en el Cruz Azul a partir de enero del 2021.

EL CONDUCTOR EN LO OSCURO

Con todo su pundonor, el ex arquero uruguayo Siboldi no pudo con el peso de la Final del Apertura Guard1anes 2020, cuando en el partido de vuelta Pumas le dio la vuelta a un marcador favorable por 4-0 en la ida. Ante las críticas de sus flamantes directivos, calificados por todo el ámbito como neófitos por sus decisiones intempestivas, Robert Dante decidió renunciar, pero dejó tras de sí un camino lleno de espinas. Ese terreno fue el que encontró Reynoso, que tuvo que aguantar además el nombre del mediático ‘Hugol’, a quien finalmente le ganó el balón en el área chica para fajarse como guerrero.

La única forma que tenía de convencer a sus nuevos pupilos eran sus antecedentes como integrante del club hasta hace dos décadas atrás. Y con esa transparencia que le caracteriza desde siempre pudo hacerlo.

Los números expresan mejor lo sucedido. Luego de un debut deslucido con tropiezos ante Santos Laguna y Puebla, ambos por la mínima diferencia de 1-0, hilvanó 12 triunfos hasta el empate de 1-1 con su archirrival América, aunque después retomó el paso con la victoria sobre el San Luis 3-2. Hasta la publicación de esta columna, antes de la última jornada regular del torneo contra Xolos de Tijuana. Su productividad de 2.6 puntos por juego y 87 por ciento de productividad hacen del torneo de debut  de Reynoso como técnico del Cruz Azul un más que meritorio acierto que nadie esperaba. Y seguramente ahora podrá cobrar algo mucho mejor con todo el derecho que le da haber sido el lazarillo de un equipo sin vista ni cabeza, pero que fiel a su tradición tiene el encanto de reinventarse de algún modo cada vez que se hunde en las penumbras.

EL CONTRASTE 

También hay estrellas en el área técnica, que cobran casi como las figuras de pantalón corto. El estratega más cotizado es Javier Aguirre.

El contrato que logró el ‘Vasco’ en el Monterrey es para enmarcar: 3.9 millones de dólares por año.

Antes que él, Ricardo ‘Tuca’ Ferretti logró un pago anual de 3.8 millones de billetes verdes por cada uno de sus cinco años recientes, que finalizan con este torneo y que presumiblemente no será renovado.

El hoy desempleado ex timonel americanista, Miguel ‘Piojo’ Herrera, suena para suplirlo y su último sueldo fue de 2.8 millones de dólares por cada dos torneos.

Acá el contraste de estos personajes con lo realizado por Reynoso es de una diferencia abismal.

La racha de tres tropiezos consecutivos, incluido el del clásico regio 125, ponen en jaque a Aguirre, quien además está bajo la lupa por sus devaneos disciplinarios, como su baile sin cubreboca en la boda de su hijo —qué invitado incómodo habrá sido el malicioso para filtrar eso?— y participar en el zafarrancho de jugadores que estuvieron en ese encuentro.

Ferretti parece tener su ocaso como guía de los Tigres, a quien llevó al Subcampeonato del Mundial de Clubes. Todo eso queda para la anécdota. Lo que importa hoy es que hasta la Jornada 16 del Clausura Guard1anes 2021 Rayados es cuarto y Tigres décimo.

Mención especial merece el ‘míster’ americanista Santiago Solari, que en otra entrega pudiste revisar con este columnista que llegó a realizar un trabajo serio, también en su estreno como técnico en el futbol mexicano y marcha segundo con 35 unidades, cinco menos que el líder Cruz Azul, aunque fue sancionado con una derrota en la mesa por aquella ‘alineación indebida’ que marcó el Reglamento.

Qué decir de Víctor Vucetich, que a pesar de su leyenda, ha sudado la gota gorda como pastor de Chivas.

Productividad es la clave y Juan Reynoso, quien por si fuera poco, además de su sencillez, es un tipo bien portado con una imagen pública intachable.

En Perú la moneda circulante es el sol que, por cierto, en estos días equivale a 5.21 pesos mexicanos.

Reynoso desquita cada peso y lo revalora en sol, en un camino que se ve iluminado. Habrá que ver hasta qué dimensiones. Tras vencer al Toronto para poner un botín en la Semifinal de la Concachampions 2021, como buen líder pidió renovar los contratos de tdodos sus pupilos. Él mismo, tiene argumentos suficientes para renegociar su sueldo.

Nadie sabe si este técnico será también exorcista de otras maldiciones cruzazulinas, como la del negado campeonato de Liga desde 1997. La creciente curiosidad empuja a aguardar acontecimientos.

*Fuente externa: Fan Datos de CID Consultoría

 ¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y consultor. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo, por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Foro TV y TUDN, entre otros, además de que funge como Senior Editor en el diario AM de Querétaro desde noviembre de 2020. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana”, y publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.