¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Más allá del saldo de triunfos y derrotas por formación política, de las victorias y las pérdidas de los contendientes a alguno de los puestos de elección en 6 entidades, nuevamente reinó la apatía en la jornada electoral. Es cierto que en los dos estados más relevantes, Puebla y Baja California (donde se renovarían gubernaturas), por diferentes circunstancias las opciones electorales no entusiasmaron a los votantes, y el entorno tampoco ha sido en los últimos años el mejor para alentar el ejercicio democrático, ya no se diga en el resto de los estados. Aún así, el hecho de que el promedio de participación general haya sido por debajo de la tercera parte de la lista nominal, no es nada que se pueda presumir, sobre todo en un país inmerso en un cambio de régimen y con reales avances en materia de legislación por la participación ciudadana. Una alerta muy a tiempo para todos, tanto para el Gobierno como para el Congreso y la autoridad electoral, porque en 2 años es mucho lo que está en juego en las urnas.

Marko Cortés, acuartelado

El dirigente nacional panista Marko Cortés decidió no viajar a ninguna de las entidades que celebraron elecciones, y operó desde la sede nacional. Los resultados, a pesar de las derrotas en las gubernaturas de Baja California y Puebla, no fueron lo malo que en el mismo CEN panista esperaban. Las victorias en los Congresos locales y en alcaldías importantes le dan oxígeno a Cortés, quien sin embargo aún no termina de estar tan firme en la dirigencia. A pesar de haber tomado el timón hace apenas unos meses, va a cargar con ser el presidente blanquiazul que perdió dos bastiones tan simbólicos para el panismo; y muchos no van a dejar de recordárselo.

Intriga palaciega en Coahuila

La pugna entre el secretario de Gobierno del estado de Coahuila, José Maria Fraustro Siller, con otros miembros del gabinete de Miguel Riquelme Solís es ya inocultable, y está adquiriendo tintes de drama. Este enfrentamiento pronto puede comenzar a cobrar los primeros damnificados. Dicen al interior del Palacio de Gobierno en Saltillo que por ahora el primer objetivo de Fraustro es el secretario de Seguridad Pública, José Luis Pliego Corona. Atentos.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ago 7, 2020
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: Malestar entre priistas

Redes de Poder


Ago 7, 2020 Lectura 2 min

Ago 6, 2020
Lectura 2 min

‎REDESDEPODER‬

Redes de poder: El extravío de Sectur

Redes de Poder


Ago 6, 2020 Lectura 2 min

Ago 5, 2020
Lectura 2 min

Ago 4, 2020
Lectura 2 min

Comentarios