Al inicio de esta semana, con todo y las diferencias entre Morena y sus aliados con la oposición, persistían el optimismo y la confianza de que no habría problemas para aprobar en tiempo y forma el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2023, pero lo cierto es que muy pronto se le comenzaron a complicarlas cuentas a los legisladores. Ayer debió ser de trámite, con la aprobación del presupuesto, sin cambios, en comisiones, pero las protestas por parte de trabajadores del Conalep, Colegio de Bachilleres y CBTIS y los bloqueos alrededor del Palacio Legislativo impidieron que se pudiera sesionar e incluso se buscó una sede alterna para avanzar sin mayores retrasos. Eso no es todo, pues se espera que otros sectores inconformes con el presupuesto para el siguiente año puedan manifestarse en los próximos días y, por si no fuera suficiente, se tiene proyectado que para la discusión en el Pleno se rompa el récord de reservas, por lo que la discusión podría llevarse días. Es cierto que los votos del partido guinda, del Verde y del PT bastan para aprobarlo, pero no será para nada el trámite que esperaban.

Los millones perdidos de Riquelme

Por más que quiera minimizar el problema, el Gobierno de Coahuila, que encabeza el priista Miguel Ángel Riquelme, sí podría batallar este cierre de año con el pago de compromisos a proveedores y para la nómina y aguinaldos de los trabajadores del estado, personal de salud y maestros, nos comentan. Y es que su administración adquirió la costumbre de solicitar préstamos a corto plazo, sin pasar por la fiscalización del Congreso, para salir al paso, aunque con la imposibilidad de seguirse endeudando, debido a la Ley de Disciplina Financiera; parece que este año (y ya no digamos el siguiente) la administración estatal se las va a ver negras. Y a todo esto, bien valdría la pena preguntar por el destino de más de 170 millones de pesos que le fueron transferidos a Coahuila por parte de la Federación para los rubros de Educación Media Superior y Educación Superior y que no llegaron a las escuelas. Montos que, por cierto, no han sido aclarados por Riquelme. ¿Acaso los está destinando a las urgencias por una mala administración?