Además de todo este debate sobre si las vacunas son de aire, en algunos sitios se ha reportado que hay toma de fotografías de las credenciales de elector y de los rostros de personas que han acudido a los centros de vacunación. Ahí no caben las acusaciones de “montaje” como ha dicho el Gobierno Federal sobre los señalamientos de hacer la “pantalla” a la hora de vacunar por parte de algunos voluntarios. La Secretaría de Salud, a través de una solicitud de información, se ha desmarcado de esta toma de fotografías y afirma que la entidad encargada del manejo de datos personales es la Secretaría de Bienestar. Hay que tomar en cuenta que el encargo de la vacunación tiene cierta complejidad y están involucradas estas dependencias y se auxilian de las locales. En tiempos de elección, llama la atención que en algunos centros de vacunación se pidan estos datos, lo que podría ser una violación a la Ley General de Protección de Datos Personales en posesión de sujetos obligados.

Temen por el PT

Militantes de Morena temen que en la Ciudad de México, el Partido del Trabajo (PT) pierda el registro o disminuya su financiamiento pues en esta elección no tiene cartas fuertes y tal vez los votos no le alcancen. Nos cuentan que los votos que en otros años se iban al PT, este año en la ciudad podrían dividirse con Redes Sociales Progresistas y su base, que en mayor parte son maestros. Al parecer, las esperanzas del PT en mantener su registro a nivel local y el financiamiento dependerá de los votos que puedan arrastrar los únicos dos liderazgos que militan y son candidatos: Circe Camacho que va por una diputación local por Xochimilco y Gerardo Fernández Noroña que va por un curul federal.

Tarjeta amarilla para Bonilla

Por no respetar las normas de la página digital internacional Facebook, ésta decidió suspender la cuenta oficial de Jaime Bonilla Valdez, gobernador de Baja California. El mandatario utilizaba desde hace rato la plataforma para realizar sus conferencias de prensa mañaneras, las cuales, a últimas fechas ocupaba para atacar, denostar y difundir noticias falsas de quien considera sus adversarios políticos. Con ello el gobernador, más conocido por querer extender su mandato gubernamental, será obligado a conducirse con decoro durante el proceso electoral y tendrá que evitar intervenir constantemente a favor de sus incondicionales y atacar a sus contrincantes. ¿Entenderá con esta sanción el político tijuanense?