En la actual Legislatura, en la Cámara de Diputados ya rompieron una marca, pero no precisamente de eficiencia legislativa. Según el Servicio de Información para la Estadística Parlamentaria, hasta marzo de 2021, 87 diputados federales habían cambiado de grupo parlamentario, rompiendo un récord en cuanto a “chapulineo”. Los grupos que más legisladores han perdido han sido el PRD y Encuentro Social, mientras que los más disciplinados han sido los priistas, pues prácticamente no han tenido fugas. Eso sí, unos más y otros menos, pero ya ninguna de las bancadas que iniciaron la LXIV Legislatura mantiene su composición original.

Bonilla lo toma personal

Pese al acuerdo firmado por el presidente y diversos gobernadores para no entrometerse en el proceso electoral, nos dicen que, en la práctica, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, no es muy partidario de mantener la distancia, pues trae en la mira golpear al candidato a la gubernatura Jorge Hank Rhon. Aunque se apresuró a desmentirlo en un comunicado, nos cuentan que Armando Ayala, alcalde de Ensenada y leal al gobernador, tenía contemplado clausurar –con algún pretexto– las instalaciones de los casinos de Hank y enviar con ello un mensaje al empresario, quien ha sido muy crítico con la gestión de Bonilla. Al parecer esta rivalidad aún tiene muchos episodios por escribir.

Vuelco en el Congreso capitalino

En donde los conflictos no paran es en el Congreso de la Ciudad de México, pues el coordinador ejecutivo de Comunicación Social, Christian Daza, ya interpuso querella ante la Fiscalía de Justicia local en contra seis trabajadoras de su área por acusarlo de hostigamiento laboral ante el sindicato sin ofrecer pruebas. Hecho que incluso detonó movilizaciones gremiales en los días pasados. Una de las involucradas es Aracely Sánchez Contreras, jefa de Síntesis y Monitoreo, quien, nos dicen, también tiene un expediente en la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad, interpuesta por sus subalternos que laboraban con ella en el Congreso, precisamente por acoso laboral. Si hasta parece que es requisito.