El profesor Raúl Morón Orozco va a estar en el siguiente gabinete michoacano si gana Morena, sin duda. El tema es que se sentía delegado del alboroto de la campaña en la que ahora todo gira en torno al exlegislador Alfredo Ramírez Bedolla, quien resultó ser el candidato luego del encontronazo con el INE que sacó de la carrera al profesor. La invitación a Raúl Morón como dirigente del partido guinda en Michoacán para estar en la conferencia de prensa junto con la dirigencia nacional en la figura de Mario Delgado lo mantiene presente y cercano a Alfredo Ramírez Bedolla. Un claro mensaje para el propio Jesús Reyna García —el exgobernador interino—, quien ya se sueña en la secretaría de Gobierno. No es lo mismo ser cercano, que el que iba a ser el efectivo. Y como dice el dicho: “Si te la dan de cura, me la das de sacristán”.

El rezago de los nuevos

Los partidos políticos de reciente registro como Redes Sociales Progresistas, Fuerza por México o Encuentro Solidario, además de los dolores de cabeza de sus candidatos y sus controvertidas campañas, tienen serias dificultades para armar su estructura necesaria para la cita del 6 de junio. Mientras que otros partidos como el PRI y Morena avanzaron con tiempo el registro de sus representantes electorales el día de los comicios, los nuevos institutos se quedaron muy, pero muy atrás, pues tan solo al 22 de mayo, según cifras del INE, llevaban un avance apenas superior del 4 por ciento en promedio. A estas alturas se da por descontado que alcanzarán a abarcar un porcentaje mínimo de casillas, pues el sistema del INE cerró ayer. Y de mantener su registro como partido, ni se diga.

Cambio a la vista

Aunque en principio se descartaba un cambio en la presidencia del TEPJF hasta que culminara el actual proceso electoral (con todas las impugnaciones) la disputa al interior de los integrantes del pleno ha subido tanto de nivel que no se descarta una rebelión para intentar remover a José Luis Vargas, aún con los comicios encima. Pese a que todavía no hay una postura uniforme por lo complicado de hacer movimientos en este momento, la ruptura se acentúa. Atentos.