En plena efervescencia electoral, a dos semanas de los comicios, y con el antecedente de las últimas semanas, nos dicen que más de un gobernador e incluso algunos candidatos a puestos de elección popular andan con el freno de mano puesto y con mucha cautela, pues no son pocos los que tendrían algún antecedente que los pudiera meter en problemas judiciales, y no vaya a ser la coincidencia que justo en los días previos a la definición de la elección, se vaya a ventilar alguna investigación judicial. Por eso, si observa que algunos actores políticos andan de bajo perfil o fuera del ojo público, quizá sea porque no quieren llamar la atención y prefieren portarse bien. Ya después del 6 de junio, podría ser otra historia.

Desconfianza

Ante el intento de la bancada de Morena y sus aliados en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión de convocar a un extraordinario para estudiar la desaparición de poderes en Tamaulipas, había muchas dudas entre los partidos de oposición (PAN, PRI, PRD) sobre la postura que tomaría Movimiento Ciudadano, partido al que han señalado de ser comparsa de Morena en este proceso electoral. Al final, MC no acompañó la propuesta para convocar a un periodo extraordinario, pero esto tampoco ha servido para que se recupere la confianza en el partido naranja, pues en otros apartados, nos dicen, parece estar haciéndole el trabajo sucio a Morena.

Kuri tira de solidez

Ayer, durante el segundo debate a la gubernatura de Querétaro, Mauricio Kuri demostró por qué es el puntero de una contienda electoral en donde las propuestas han brillado por su ausencia. El abanderado de Acción Nacional tiene clara su estrategia para que, desde el primer día de su mandato, se atiendan temas prioritarios como economía, seguridad y Estado de derecho. Su liderazgo en el sector empresarial y su madurez política son las fortalezas principales del claro puntero de la elección.