Juan Ignacio Barragán, director del Sistema de Agua y Drenaje de Monterrey, mostró un discurso muy positivo en cuanto al desabasto del líquido. A menos de que no tenga la intención de trasvasar agua a la presa Marte R. Gómez de Tamaulipas, la recuperación de abastecimiento por las lluvias cubriría un estimado de poco más de 267 días.

Pero Barragán prefiere informar en porcentajes, evadiendo la realidad de la cantidad de agua captada por estas lluvias. Hasta dice que no habrá desabasto en 2023 y que no habría recortes de suministro ni crisis hídrica, lo que no necesariamente es cierto.

Para darnos una idea del problema, las cifras de Conagua, hasta el 7 de septiembre, indican que la presa Marte R. Gómez tiene un volumen de 321.3 millones de metros cúbicos, y Nuevo León tendría que cederle agua para que llegue a los 700 millones.

Hoy, Nuevo León le “debe” 380 millones de metros cúbicos. Es decir, los 267 millones de metros cúbicos, que Conagua dice que fueron captados por estas lluvias casi cubren la deuda. El problema de desabasto continúa. Se necesitan lluvias similares para cumplir con el trasvase y que quede líquido para Nuevo León y, sobre todo, una política pública.

La aportación de Héctor Gutiérrez

El delegado de la Secretaría de Gobernación en Nuevo León, Héctor Gutiérrez de la Garza, llegó ayer a Nuevo León, tras una reunión de trabajo con el titular de Segob, Adán Augusto López.

Nos dicen que estuvieron analizando desde lo legislativo el tema de la Guardia Nacional. El funcionario neoleonés y exdiputado federal y local aportaron la experiencia que han tenido.

Se plantea que la Guardia Nacional pase de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), un tema que ha sido criticado por la oposición.

En cuanto a lo local, aún se espera reforzar la difusión y los mecanismos de información de las acciones emprendidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador.