¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La empresa Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), encabezada por Gerardo Garza González, continúa en medio de la polémica por deficiencias en cuanto a la administración de este ente descentralizado, ya que ahora fue denunciado por irregularidades en la licitación para la adquisición de una flota de autos nuevos.

El director adquirió los vehículos a través de una subasta electrónica inversa, aunque existen señalamientos de que se trató de una simulación, pues se limitó la participación a otros proveedores y la licitación estuvo dirigida a una sola marca de vehículos, lo que viola la Ley de Adquisiciones del estado.

El abogado Alejandro Gómez, quien denunció las anomalías ante Contraloría y Transparencia Gubernamental, asegura que todo este proceso “huele” a corrupción.

Esta empresa no ha podido conducirse con transparencia, y además de esta denuncia cuenta con diversos señalamientos de ejidatarios, algunos de ellos por utilizar métodos de presión para que vendan sus terrenos para la construcción de la Presa Libertad.

No cabe duda que la dirigencia de Gerardo Garza en AyD no ha podido tener un buen desempeño y que le vendría bien hacer una autoevaluación de su gestión, porque de lo contrario pasará como una de las peores administraciones de esta dependencia, siempre envuelta en diversas controversias.

Nueva dirigencia perredista

El Partido de la Revolución Democrática en Nuevo León presentó a su nueva dirigencia, la que será responsable de la estrategia electoral del sol azteca de cara a los comicios del próximo año en la entidad.

El Comité Directivo Estatal estará encabezado por Sylvia Elizondo, a quien acompañarán Elías López como secretario General y Naydy Villarreal como secretaria de Equidad de Género. Durante el anuncio también estuvo presente el exdirigente estatal Aliber Rodríguez y el consejero nacional del sol azteca, Aníbal Garza Chávez.

Esta renovación, en voz de la nueva dirigencia, destaca por tener al frente a una mujer por primera vez a nivel estatal.

Los integrantes del comité no presentaron aún una plataforma política de cara a la elección de 2021 aunque, aseguraron, el partido está listo para volver a dar la pelea en la entidad.

Lo cierto es que el perredismo en Nuevo León tiene una presencia prácticamente marginal, pues en las últimas elecciones el sol azteca ha cosechado menos votos que partidos como el Verde, Nueva Alianza e incluso de candidaturas independientes y está a años luz de la presencia del PAN, el PRI o recientemente de Morena, por lo que le reto será mayúsculo.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 17, 2020
Lectura 3 min

Ago 14, 2020
Lectura 3 min

Comentarios