¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Integrantes y personas afines a la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) en Nuevo León alistan su renuncia a la filas del PRI, lo que pone en estado de alerta a este partido en vísperas de la renovación del Consejo Político estatal.

Salvo que consigan posiciones en la renovación de este órgano, podrían continuar en las filas del tricolor, nos comentan.

Nos dicen que muchos secretarios y militantes que conforman una parte de la CNOP están inconformes, incluso, ya se metió un oficio de renuncia de un integrante con 15 años de militancia, el cual se entregó el pasado 20 de febrero en el edificio tricolor.

La inconformidad es generalizada entre los priistas, es por eso que se explica que muchos estén abandonado el barco tricolor, pues no ven unidad entre las diferentes corrientes del PRI, y sí en cambio una disputa por el control del partido.

El destino de estos ahora exafilados sería con Morena, que pretende reforzar su estructura política rumbo a la sucesión del 2021, y que además se ha distinguido por abrir las puertas a cualquier exmilitante de otro partido

¿Esta desbandada será orquestada por Carlos Barona? Porque fuentes en el tricolor nos aseguran que no existe mucha confianza en él, pues no apoyó en la pasada elección al cien por ciento al candidato presidencial postulado por el PRI, José Antonio Meade.

Libran el ‘cobijagate’

A más de 4 años del llamado “cobijagate”, la única funcionaria que fue imputada por el pago de más de 28 millones de pesos por parte del gobierno estatal por 200 mil cobijas inexistentes, Helena Silva Parra, finalmente se libró de la acción de la justicia.

El juez Ricardo Becerra, decidió no llevar a juicio a la exdirectora de Administración de la Secretaría de Desarrollo Social, al determinar que la Fiscalía Anticorrupción fue deficiente en la integración de la acusación.

La conclusión judicial de este caso por las deficiencias de la Fiscalía encabezada por Javier Garza y Garza, recuerdan la forma en que se fueron cayendo los casos que armó Fernando Canales en contra de funcionarios del sexenio de Rodrigo Medina.

Y es que parece ser que la impunidad de los funcionarios públicos envueltos en temas de corrupción es la norma, pues además de los ya mencionados casos del ‘cobijagate’ o las investigaciones a medinistas, recientemente la Fiscalía de Garza y Garza también decidió no proceder en contra de los funcionarios involucrados en la compra del dron de la SSP, quienes siguen despachando en la dependencia.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios