¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Ante los malos resultados, sobre todo en materia de seguridad, en el municipio de Cadereyta, encabezado por Ernesto Quintanilla, una organización civil ya comenzó una cruzada para aprovechar los vacíos y ayudar a los sectores más vulnerables, claro, todo con tinte electoral.

Se trata de la asociación civil Luz y Vida, liderada por Rosario Moreno Cordero, quien capitaliza los apoyos para la organización no gubernamental y con esto pretende comenzar a ganar adeptos en esta entidad para Morena.

Esta operación se verá reforzada por la posible llegada, a principios de octubre, de Rosario a la Coordinación Nacional del Sector Salud federal, un cargo de reciente creación. La intención es ganar terreno para el partido guinda.

Moreno Cordero se encargará de abastecer al IMSS, ISSSTE, Marina, Sección de Maestros, Pemex y Ejército Nacional, en temas de salud, lo que, nos dicen, ayudará a Morena a tomar fuerza en este municipio para posicionar candidaturas rumbo a la elección de 2021.

Veremos más adelante cuál será la intención de Rosario y quiénes podrían involucrarse en este proyecto.

Refinería de la discordia

A más de un mes de que el gobierno de Nuevo León, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, presentara una denuncia en contra de la refinería de Petróleos Mexicanos en Cadereyta ante la Fiscalía General de la República, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón se reunió en las oficinas de la empresa productiva del Estado con su director, Octavio Romero Oropeza.

El encuentro fue dado a conocer por el propio Rodríguez Calderón a través de sus redes sociales, en donde agregó que dicha reunión tuvo el objetivo de coordinar acciones legales para hacer más eficiente el trabajo en la refinería, buscando cumplir con la normatividad ambiental, además de combatir el robo de combustible en la entidad.

Precisamente la denuncia presentada a principios de agosto en la FGR por Manuel Vital fue por las emisiones contaminantes en el sitio y por los recientes derrames que se han presentado; el funcionario incluso señaló que, de seguir la contaminación, buscarían la clausura.

El gobierno de “El Bronco” también presentó denuncias ante la Profepa y ante la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

¿Firmarán las paces el gobierno neolenés y Pemex después del encuentro?


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios