¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Heriberto Treviño, más allá de comenzar a enviar mensajes para procurar unir a toda la militancia, parece que va en rumbo contrario, lo cual podría terminar fracturando aún más al tricolor.

Nos comentan que en estos días está por cambiar a los dirigentes de los comités municipales para colocar a gente de su confianza en dichos cargos, todo con la mira en la sucesión de 2021 y para mantener un mayor control.

El problema es que los actuales dirigentes municipales ya trabajaron durante dos años seguidos la ingeniería electoral del estado y ahora están muy molestos por los cambios que se quieren implementar a las puertas del inicio formal del proceso electoral.

En lo que sí está sumando el exalcalde de Juárez es en el número de militantes molestos dentro del partido. Primero por aquellos a quienes despidió, nos dicen, injustificadamente cuando llegó a la dirección, y ahora con los operadores terrestres que son los que llevan los votos a las urnas cada tres años.

Podrá reunirse con los enlaces, tal y como la presumió la semana pasada en sus redes sociales, pero debajo de ellos hay muchos que en verdad trabajaron y siguen trabajando para mantener vivo al PRI, luego de la desastrosa derrota en las urnas en la pasada elección, donde, en los votos, sólo un diputado local ganó su curul.

Treviño aún podría estar a tiempo de propiciar la unidad o ser más incluyente, porque tal parece que de momento su apuesta es asentarse al frente del partido a costa de lo que sea.

Critican política recaudatoria

La controversia por las medidas de movilidad también generó el rechazo de la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), que critica fuertemente lo que, considera, es un intento del gobierno de aprovechar la pandemia para recaudar dinero.

En un comunicado, Consuelo Morales, directora de la organización, señala que las políticas oficiales no parecen tener sustento en un plan serio ni científicamente asesorado para contener la enfermedad. Además, considera que la prioridad debería ser garantizar la movilidad de las personas que por necesidad tienen que usar el transporte púbico y no limitarla

También menciona que fue un abuso la intención de incrementar en 20 por ciento el costo del transporte público durante el horario nocturno, así como la obligación de las empresas a brindar transporte a sus trabajadores, por lo que hace un llamado al gobierno encabezado por Jaime Rodríguez Calderón a que reconsidere su postura.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ago 13, 2020
Lectura 3 min

Ago 10, 2020
Lectura 3 min

Ago 7, 2020
Lectura 3 min

Comentarios