El gobernador Samuel García mostró en su rueda de prensa mañanera una ficha sobre que su Gobierno será totalmente transparente y abierto, como parte de la nueva política.

Sin duda, una medida de aplaudirse por abrir a la ciudadanía todo lo referente al trabajo que realice su equipo en cuanto al gasto de los recursos públicos, algo que prometió desde campaña.

Pero, parece que para Conarte no aplica la transparencia, pues un código de conducta establece un apartado de confidencialidad para los consejeros.

La próxima semana sesionará este Consejo y se verá qué tan transparentes son en este ente público. Nos dicen que habrá varias preguntas incómodas y algunas dirigidas a la rendición de cuentas del recurso etiquetado para este año.

Se espera que la nueva secretaria de Cultura, Melisa Segura, adopte la transparencia que exige la nueva política de Samuel, pues tanto la dependencia que dirige, como el Conarte, no son privados, son públicos.

Quieren justificar aumento predial

El resultado del dictamen técnico que justifica el aumento al impuesto predial de los municipios tendrá que ser revisado con lupa por los diputados del Congreso local. Pero todo apunta a que aún cuando se tengan elementos suficientes para acreditar el incremento, será avalado.

Los ciudadanos tendrán que solventar el endeudamiento de aguas profundas por la mala administración de los recursos por anteriores administraciones, donde hay algunos como el alcalde de Apodaca, César Garza, y la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz, quienes repiten un trienio más.

Ayer, un grupo de ciudadanos del colectivo Red Paralela protestó afuera del Congreso para que los legisladores no aprueben la solicitud de un incremento del impuesto predial.