La buena coordinación y operativos para vacunar a la población de Monterrey quedaron, muy pronto, en el pasado.

En la primera etapa, donde los adultos mayores de 60 años y más recibieron su primera dosis, se presumió que todo se llevó a cabo de manera ágil y sin contratiempos.

Pero todo cambió ayer, ya que se pudo apreciar la desesperación de muchos regios que hacían largas filas para recibir la vacuna de personas de 50 años y más y el comienzo para los del grupo de edad de 40 a 49.

¿Que falló? Es lo que muchos se preguntan.

Todas las miradas apuntan a Jaime Rodríguez Calderón y, muy en especial, al secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, quienes no pudieron hacer más eficiente este proceso de vacunación.

Y aquí se exhibe el desinterés de “El Bronco” y más de Manuel de la O, pues hace no mucho tiempo se la pasaron enviando mensajes de miedo hacia la ciudadanía por la pandemia de COVID-19 y ahora simplemente no ponen la atención requerida.

¿Recuerdan las negociaciones para traer la vacuna de Rusia de Manuel de la O? Porque hasta el momento, todas las dosis son por parte del Gobierno federal.

No cabe duda de que el secretario engañó a todos los neoleoneses de que sería el salvador al traer vacunas.

Olvidan juicio contra Vital

En la recta final del fallido sexenio del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, la nula acción para combatir la contaminación fue un tema que se mantuvo blindado por diputados del Congreso local, algunos de los cuales podrían regresar para la siguiente Legislatura.

Para muestra del desinterés, se quedó completamente congelado el juicio político en contra de Manuel Vital, secretario de Desarrollo Sustentable, y la Comisión Anticorrupción, a cargo de Arturo Bonifacio de la Garza de Movimiento Ciudadano, no logró el consenso para dictaminar esa propuesta.

Vital se irá como el funcionario que no logró aterrizar políticas públicas para mejorar la calidad del aire. Y no podrá poner como pretexto la falta de recursos, porque tuvo, y suficientes, pero todo, o gran parte de los mismos, se fue en estudios cuyas recomendaciones ni siquiera logratron ser aplicadas.

Pero también tiene pendiente la situación financiera de Parque Fundidora, un organismo que estuvo en la polémica por los altos sueldos para los funcionarios de primer nivel.