¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

A un año de la salida de Miguel Ángel Dávila Treviño de la administración estatal, el otrora estratega digital de “El Bronco” ya encontró acomodo en Morena, desde donde buscará ganar la alcaldía de García en los comicios de 2021, nada más ni nada menos que la tierra de Jaime Rodríguez Calderón.

Dávila, quien fuera el encargado de la estrategia de redes sociales de Rodríguez Calderón durante su campaña a la gubernatura en 2015, y cuyo puesto oficial en el gobierno, hasta junio de 2019 era el de director de Planeación y Análisis, dentro de la Secretaría General de Gobierno, ya posa con el característico chaleco guinda y, por sus publicaciones en redes sociales, prácticamente ya está en precampaña.

La salida de Dávila Treviño del gobierno estatal nunca quedó totalmente esclarecida y hace un año se especuló que había comenzado a preparar el proyecto de un potencial candidato en Nuevo León para las elecciones de 2021, o que había tenido diferencias con “El Bronco” por su relación laboral con Samuel García, a quien presuntamente su empresa también le manejaba sus redes sociales.

Lo cierto es que Dávila parece haber caído de pie.

Auditoría toma partido

A la Auditoría Superior del Estado (ASE), encabezada Jorge Galván González, de repente le entraron ganas de ser muy eficiente.

Mientras acumula dos denuncias penales contra la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, por presuntas irregularidades en su actual administración, este órgano fiscal parece ser omiso de lo que sucede en otros ayuntamientos e incluso en el propio Gobierno estatal.

Si Eduardo Garza Ruiz, director de la Unidad de Investigaciones de este órgano fiscalizador, no quiere batallar para rastrear cuentas públicas con montos no solventados, pudiera sacar una cita con la diputada de Movimiento Ciudadano, Mariela Saldívar, quien, nos comentan, tiene todo un expediente con irregularidades documentadas.

La legisladora local ha estado exhibiendo casos en donde se presumen serias anomalías en el proceso de licitación, tanto en municipios panistas como priistas en el servicio de luminarias, por mencionar algunas.

Y la Auditoría también podría revisar la lista de montos no solventados del exgobernador Rodrigo Medina y actual gobernador Jaime Rodríguez Calderón, y ni qué decir de administraciones anteriores en municipios como Guadalupe, San Nicolás, Santa Catarina, San Pedro y Apodaca. De todos los colores y sabores.

¿O acaso la nueva eficiencia de los auditores es selectiva?


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ago 4, 2020
Lectura 3 min

Ago 3, 2020
Lectura 3 min

Comentarios