Agustín Basave, nuevo coordinador de campaña de Luis Donaldo Colosio Riojas, candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Monterrey, no pudo con el paquete de llevar a buen puerto a este partido de cara a las elecciones del 6 de junio.

La apariencia de que sería una salida digna en realidad resultó todo lo contrario. Simplemente le comunicaron que no estaría más al frente del partido, al cual dejó dividido en la entidad y con mucha inconformidad de cómo se operaron las definiciones de las candidaturas.

Basave fue pasivo, nunca mostró ese liderazgo que se requiere para tener a todos los actores políticos bajo unidad, ni convencerlos de ir hacia una sola meta y superar lo realizado en 2018, donde MC pasó de tener dos diputados a cuatro.

Tras su salida, algunos emecistas cerraron filas en una muestra de respaldo al candidato a la gubernatura, Samuel García, quien “nomás” no levanta en la intención del voto de la población.

Lo que sí manejó muy bien fue asegurar la plurinominal de la diputación federal del partido, aunque en realidad esta posición fue parte de la negociación de Colosio con la dirigencia nacional para competir con los colores naranja.

EL RETO DE LOZANO

Raúl Lozano será el candidato del Partido Verde Ecologista de México por la diputación local del Distrito 20, que tiene como cabecera el municipio de García, e irá como representante de la coalición “Juntos Haremos Historia en Nuevo León”.

El aspirante, quien es familiar del exsecretario de Economía federal, IldefonsoGuajardo, tendrá que sumar esfuerzos para que la coalición siga conservando este distrito, que fue ganado en 2018 por el principio de mayoría relativa por la diputada Esperanza AliciaRodríguez, quien brincó a la bancada del PRI.

Lozano llega con la presión de volver a ganar está curul, nos aseguran, está consciente de que deberá trabajar en el territorio en busca del voto.

A Lozano le tocará competir en ese distrito con la candidata del PAN, Karen Elizondo Chávez, quien fue la encargada del polémico programa Aliados Contigo del gobernador JaimeRodríguez Calderón.

Sin duda, tanto Lozano como su equipo, e incluso el dirigente del PVEM, Edgar Salvatierra, tendrían que estar atentos a que no se usen los programas estatales para fines electorales en favor de Karen. Más ahora que el gobernador aseguró que tomó el control de la vacunación contra COVID-19 en García.