Llamó la atención que, durante la presentación de las reservas al dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022, ningún diputado haya incluido alguna para evitar el recorte presupuestario para el INE, que podría recibir 5 mil millones de pesos solicitados para el próximo año, con todo y la proyección para organizar la consulta para la Revocación de Mandato del presidente de la República. Más de mil novecientas reservas presentadas para la discusión en lo particular y ninguna relacionada con la defensa al INE. Esto, a pesar de que, en las bancadas opositoras, señalan en privado que detrás de este “castigo” presupuestario hay una intención de golpear políticamente al instituto, e incluso, orillarlo a pelear en la Suprema Corte por los recursos, lo que, nos dicen, sería aprovechado por sus detractores.

¿Regaño o ultimátum?

Aunque el presidente quiso matizar el “regaño” que le dio al secretario de Salud, Jorge Alcocer, por el tema del desabasto de medicamentos, lo cierto es que la situación no está como para asegurar la permanencia de nadie en el Gabinete federal, y eso quedó confirmado con la salida de Santiago Nieto. ¿Habrá sido un ultimátum del presidente? Porque, con todo y el muy cuestionado manejo de la pandemia y la mala imagen que tiene incluso entre sus compañeros de la 4T, hay un subsecretario que siempre ha estado alerta por si hay un relevo. Atentos.

Maru, oportunidad u oportunismo

De entre tantos movimientos que podría generar la salida de Santiago Nieto de la Unidad de Inteligencia Financiera, hay secuelas, nos dicen, que podrían llegar hasta el norte del país; específicamente hasta Chihuahua, en donde la gobernadora María Eugenia Campos podría ya tener vía libre o, al menos, el camino más abierto para, ahora sí, llevar al terreno legal los señalamientos que ha hecho en contra de su antecesor, el también panista Javier Corral, por diversas anomalías financieras. Ya hace algunas semanas que puso el tema sobre la mesa y de momento nada se sabe de acciones jurídicas. ¿O se trató solo de la más pura y dura demagogia?