Al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, le tocó en esta ocasión ser el portador de las malas noticias: la temible variante Ómicron ha hecho su aparición en el estado, y no solo eso, sino que Jalisco ya se ubica entre las entidades federativas del país con el mayor número de casos confirmados de esa mutación del coronavirus. 

De acuerdo con la información que expuso el gobernador, la entidad se encuentra en el cuarto lugar nacional por casos de Ómicron: el primer lugar lo ocupa actualmente la Ciudad de México con 159 casos, seguido por el Estado de México con 35 casos; en tercero, Quintana Roo, con 18 casos; y justamente Jalisco con 16 casos. 

Aunque el Gobierno de Alfaro Ramírez informó que por el momento los casos de Ómicron no han resultado de gravedad al afirmar “es importante indicar que la totalidad de los casos son ambulatorios y ninguno de los pacientes requirió hospitalización, ni presentaron cuadros graves, y los 16 ocurrieron en personas adultas”, lo cierto es que la variante vuelve a poner bajo prueba a las autoridades estatales y municipales de Jalisco. 

Casos concentrados en el área metropolitana 

De hecho, entre los municipios de residencia de los casos confirmados, destacan aquellos que están encabezados por alcaldes de Movimiento Ciudadano, es decir, del partido del gobernador y el predominante en la entidad, en el Área Metropolitana de Guadalajara. Por ejemplo, en primer lugar, con siete casos, aparece Guadalajara, que gobierna Pablo Lemus Navarro; en segundo lugar, con cuatro casos, está Zapopan, que gobierna Juan José Frangie Saade, y con un caso, Tlajomulco, que gobierna Salvador Zamora Zamora (en la lista también está, con un caso, Ciudad Guzmán y tres casos de los cuales se no se cuenta con información detallada). 

Alfaro Ramírez les solicitó a los jaliscienses “no caer en estado de alarma” ante el arribo de Ómicron, y también se confirmó que el próximo viernes 14 de enero la Mesa de Salud del Estado sesionará para valorar la evolución de la pandemia en Jalisco.