Morena a la baja en Jalisco 

Es bien sabido que las peores afrentas que libran los partidos políticos muchas veces no son contra sus adversarios, sino las batallas que se dan al interior, tal y como le pasó al PRD y lo que le podría estar pasando actualmente a Morena.

Para muestra lo que sucedió en la elección extraordinaria de San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, la cual fue totalmente entregada a Movimiento Ciudadano, luego de que el delegado nacional de Morena en Jalisco, Favio Castellanos, se metiera hasta en la sopa en el proceso. Estas maniobras por parte de Castellanos parecieron, más bien, parte de una acción orquestada para quitar del camino a Carlos Lomelí, de quien se podrá decir mucho, excepto que no sea leal al movimiento de la 4T.

Así, queda claro que es la grilla interna la que más afecta en gran número de ocasiones a los partidos y, una vez más, esta historia le toca vivirla al partido guinda.

Basta observar el descontento provocado desde la dirigencia de Mario Delgado al incluir en los procesos a personajes que claramente no reconocen los militantes guinda, tales como Cecilia Márquez, el propio Castellanos Polanco, Alberto Villa, María Antonia Cárdenas, entre otros. Ahora ya, incluso, se habla de una desbandada en Jalisco.

Futuro complicado para Citlalli 

Es una mala noticia para Citlalli Amaya de Luna, la candidata del partido Movimiento Ciudadano por la alcaldía de Tlaquepaque y virtual ganadora de la elección extraordinaria, el haber obtenido el triunfo con un nivel tan bajo de participación ciudadana. Según el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco, en la elección de este domingo apenas participó el 21.6088 por ciento de los ciudadanos registrados en la lista nominal (y ella obtuvo el 43.3117 por ciento de los votos).

Todo gobernante, hombre o mujer, sabe que, mientras más grande es el respaldo social de los votos, mayor es la fortaleza y estabilidad de un ejercicio de Gobierno ¿Podrá revertir con resultados el inicio complicado que tendrá su administración?