Reporte Indigo

REDESDEPODERGDL

Redes de poder GDL: La Zarina anticorrupción de Guadalajara

El alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, en reunión con Cynthia Cantero Pacheco, nueva titular de la Contraloría Ciudadana

El alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, en reunión con Cynthia Cantero Pacheco, nueva titular de la Contraloría Ciudadana

La excomisionada presidenta del Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales (ITEI) de Jalisco, Cynthia Patricia Cantero Pacheco, asume desde este año el difícil reto de encabezar la Contraloría Ciudadana del ayuntamiento de Guadalajara.

Y decimos “difícil” porque, la verdad, no es lo mismo liderar el órgano garante de la transparencia en el estado que encabezar el combate y sancionar directamente los hechos de corrupción que pueden surgir en un ayuntamiento, y ya ni decir que en este caso se trata nada menos que de Guadalajara, capital de la entidad, centro político de Jalisco y una de las urbes más importantes del país.

El 4 de enero, el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, tuvo un encuentro con Cantero Pacheco y comentó: “Me dio mucho gusto reunirme esta tarde con @CynthiaCanteroP, quien ha sido nombrada por el ayuntamiento de Guadalajara como nueva contralora ciudadana. Estoy convencido de que su experiencia y reconocimiento social serán fundamentales para poder implementar un nuevo modelo de contraloría ciudadana en el que se convoque a la sociedad a participar en la vigilancia y control de la autoridad”.

UN PERFIL INSTITUCIONAL

Cantero Pacheco, por su parte, aseguró que el “nuevo modelo de la Contraloría de Guadalajara”, y que se desarrollará estando ella al frente: “permitirá a los ciudadanos vigilar y controlar las acciones de la autoridad y conducta de sus funcionarios”.

Como presidenta del ITEI (su licencia al cargo entró en vigencia el primero de enero de este 2022), Cantero Pacheco nunca se caracterizó por emitir declaraciones “tronadoras” o por asumir una actitud de crítica abierta ante el poder público; lo suyo, más bien, son las formas suaves e institucionales.

Por eso, las preguntas que surgen son: ¿cómo será ahora en su nuevo cargo como zarina anticorrupción de Guadalajara? ¿Y cómo afrontará la administración de uno de los principales prospectos para suceder a Enrique Alfaro en la gubernatura?

Salir de la versión móvil